miércoles, agosto 09, 2006

¡En qué estaría yo pensando! (I)


La navaja levantó sospechas pero quedó en libertad.



Desde entonces le llaman 'el desahogado'.


Eso debe de ser lo que se dice rematar.


Afortunadamente, no confirmó que estuviera vivo.


A veces nos liamos la gorra a la cabeza.

Todos los recortes, de éste y toda la serie de comentarios, son del Centro Virtual Cervantes.




4 comentarios:

Peter dijo...

Siempre había pensado que las gorras y las navajas eran peligrosas de por sí... Aquí está la confirmación.

José María Romera dijo...

Lucía, tienes otro clásico parecido a éste de "Morderse la lengua" pero con fotos de carteles en el "Proyecto Cartele":
http://www.carteleonline.com/fset_main.html

Lucía dijo...

Romera: Muchas gracias. Lo miraré.

meirin dijo...

Si es que hay que andar con mucho ojo, al caminar por la calle y al escribir en el periódico.
¿es posible que en verano haya más faltas de ortografía en los diarios que en otras fechas o es porque yo sólo leo el diario en verano?
http://ooohmyblog.blogspot.com

 
Free counter and web stats