lunes, agosto 28, 2006

Convertidos al Islam


Steve Centanni y Olaf Wiig, dos periodistas secuestrados durante 15 días en Gaza, fueron liberados este domingo. Trabajan para el canal de televisión Fox, y los secuestradores les obligaron a punta de pistola a declrar que se habían convertido al Islam.
Es necesario pertenecer a una fase muy inferior del desarrolló evolutivo humano para pensar que con un arma se puede obligar a creer algo.
El joven de la foto es Wiig.

13 comentarios:

Zigor Aldama dijo...

Lucía:

Estoy de acuerdo con tu comentario sobre lo que supone tratar de obligar a alguien a creer algo a punta de pistola, pero no podemos olvidar que estos dos periodistas trabajan para una cadena de televisión vomitiva (la conozco personalmente) que es aún peor: sin utilizar la violencia consigue hacer creer a millones de estadounidenses que los musulmanes son el enemigo y que ellos son los salvadores del mundo. No sé en qué fase del desarrollo evolutivo se encuentran quienes creen esas 'informaciones'.

Sinceramente, los dos periodistas no me dan ninguna pena. (Claro que lo digo una vez liberados sanos y salvos).

David Álvarez dijo...

¿No os pareció que ellos estaban como riéndose cuando recitaban su nuevo credo?

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Zigor: Creo que debes revisar esa falta de compasión.Para empresa vomitiva, la General Electric, fabricante de las sillas eléctricas que se usan en EE UU. Sin embargo, sentiría que uno de sus empleados fuera secuestrado por los hermanos de un condenado a muerte.

E.J.G. dijo...

Increíble, comenté eso mismo cuando me enteré de la noticia. Lo único que no lo achaqué a los genes (la evolución) sino a inmadurez, a infantilismo...

Zigor Aldama dijo...

Lucía:

No creo que sea falta de compasión. Como he dicho, no me dan pena porque todo ha salido bien, de lo contrario habría experimentado sentimientos diferentes. En cualquier caso, la relación entre el caso de la Fox y el de la General Electric me parece traido por los pelos.

Yo he visto a los dos periodistas en cuestión frente a la cámara y no creo que lo que dicen lo hagan porque se lo imponen. Y si es así, lo mismo me daría, porque serían unos vendidos.

alfonso mugueta dijo...

Sin duda hay que ser imbécil(R.A.E.(Del lat. imbecillis). 1. adj. Alelado, escaso de razón. U. t. c. s. ) para pensar que a punta de pistola vas a cambiar la libertad de pensamiento (nos podrán vejar pero no podrán quitarnos la libertad, dijo alguien en los campos de concentración alemanes).
Dicho esto, recurro a las meditaciones metafísicas de Descartes (facilitadas por el link del blog de Javier Ortíz) para darme cuenta de que somos capaces de permitir opiniones falsas como verdaderas. Y somos capaces en tanto en cuanto somos seres indocumentados, incultos y de noticia fácil, de lo que muchos periodistas y medios de comunicación se aprovechan.

Ander Izagirre dijo...

Por curiosidad, Zigor, ¿qué cosas suelen contar esos dos periodistas? ¿Cómo enfocan esas 'informaciones?

loretxoa dijo...

Hola a todos:
Secuestrar periodistas no está bien, independientemente de la cadena para la que trabajen. Esa es una de las causas por las que el reporterismo de guerra dejó de ser lo que era. Antes al periodista se le respetaba; podía matarlo alguna bala perdida. Pero ahora, en la era de la información, los periodistas nos hemos convertido en parte de esa guerra, trabajemos para la Fox, o para el Christian Science Monitor. Y es una pena, para la profesión, y para quienes sufren la guerra y sus horrores - la población civil, en cualquier caso.
Os dejo un enlace a un vídeo en inglés sobre el conflicto árabe-israelí que se titula Peace, Propaganda and Promise Land, donde se analiza la cobertura de los medios de comunicación estadounidenses frente a los británicos. Es un vídeo largo, pero merece la pena, de veras.

Zigor Aldama dijo...

Veo que la discusión está interesante.

Ander: Ví varios reportajes de los dos periodistas en cuestión en India, donde Fox tiene una gran presencia por cable. Para ellos, los palestinos son terroristas (sin grandes distinciones entre grupos armados o civiles), mientras que los israelíes son denominados como los aliados o las víctimas. Hamas, que por cierto está en el gobierno de forma democrática, es también un grupo terrorista tiránico. Lo que más me sublevaba era que, cada vez que morían civiles en un ataque israelí se les presentaba como 'posibles terroristas' o incluso 'cómplices'. Los niños que tiraban piedras a los soldados los 'atacaban'... Y así hasta el infinito.

Loretxoa: Sólo me faltaba aplaudir el secuestro de periodistas, cuando yo mismo me puedo ver envuelto en situaciones por el estilo. Pero soy consciente de que, ahora, la guerra ha cambiado. Ya no es como en las Mundiales o en Vietnam. Ahora la guerra se desenvuelve en la pequeña pantalla. Y diría más, en ciertos lugares, lo que se muestra en la pantalla puede desencadenar una guerra. No creo que los periodistas seamos inocentes. Y algunos se ganan el odio con ganas.

Lo cual no quiere decir que haya que secuestrarlos o matarlos. Pero quizá sí que habría que pedirles algo más de profesionalidad.

Os recomiendo a todos que leáis prensa estadounidense (pero no el NYT o el Washington Post) y veáis canales que no sean la CNN (que también se las trae, pero no tanto). Yo todavía tengo guardado el número de Newsweek dedicado al 11-S. 'América ha sido atacada y no se puede quedar de brazos cruzados'.

Si analizasen las causas de todo lo que sucede, y actuasen en consecuencia, quizá les iría mejor.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Esta discusión es clásica en el análisis de los medios.
Los secuestros a periodistas garantizan la cobertura del conflicto en grandes medios. Lo que no está claro es que esa cobertura sea exactamente la que desean los secuestradores.

el Óscar dijo...

Hubiese sido más dramático el caso inverso,obligar a convertirse al cristianismo. El bautismo bueno... echar agua en la cabeza bien, pero lo que es que te obliguen a hacer la comunión con 40-50 tacos y que encima te escojan como traje el de marinero feo y el peinao a raya... chungo (imaginaos así a Bin Laden, con pantalón corto y los calcetines subidos y los huevos apretaos pq el traje es de 9 a 10 años)

Zigor Aldama dijo...

Muy bueno, Oscar. Pagaría por verlo.

Jajaja.

Anónimo dijo...

Es que en el fondo todos somos musulmanes, lo que sucede es que la dicha y el designio de Dios varia entre los individuos.
hya gente afortunada y gente desgraciada.
la verdad de todo se sabra el dia del juicio final.

 
Free counter and web stats