martes, agosto 05, 2008

La romería de la igualdad

Emakunde puso en marcha hace semanas un programa, Gizonduz, con el que se plantea convencer a la población de que la igualdad es cosas de hombres y de mujeres y de que todos ganamos con ello. Lo cuentan en el blog que han creado hace unos días.
Hoy , coincidiendo con las fiestas de la Blanca, en Vitoria, ha puesto en marcha una recogida de firmas de adhesión a un manifiesto que en primera instancia firmaron hombres de cierta relevancia.
En mi opinión, se confunden con la extensión masiva de las firmas, porque no se trata de reunir miles sino de que quienes pongan su rúbrica hayan reflexionado al menos un ratito. El contexto de las fiestas no es el apropiado para ello, porque lo más probable es que algunos blusas se lo tomen como una romería.
Probablemente, si hiciéramos un seguimiento nada exhaustivo a algunos de los que hoy van a firmar, veríamos cómo han dejado a sus esposas en casa con los chiquillos, la comida, el perro e, incluso, con la madre de él (el orden de enumeración nada indica). Quizá esta noche, al finalizar la verbena, uno de ellos, solamente uno, se muestre muy irrespetuoso y violento con una chica a la que acaba de conocer y no se deja besar.

La foto de la escultura es de aquí.

2 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Que sólo firmen los que hayan pensado un poquito. Muy buen criterio, Lucía, enhorabuena por mantener ese espíritu crítico.

DAvid dijo...

Posiblemente, el espíritu del blusa no sea el más compatible con la firma de la Carta de los hombres vascos por la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres.
Sólo bastaría con reflexionar y tener en cuenta el espírítu de muchas de estas cuadrillas.
Sólo bastaría con reflexionar en su comportamiento con respecto a la mujer.

 
Free counter and web stats