domingo, agosto 10, 2008

Hoy, de nuevo, quiero mandar flores


Jesús Neira es profesor de la Universidad Camilo José Cela y colaborador habitual de ABC y de Punto Radio. Hace una semana, tras cargar de gasolina el depósito del coche, se dirigió, con su hijo de 13 años, a tomar un refresco en el bar de un hotel muy cercano a la estación de servicio.
A la puerta del establecimiento, se encontró con un troglodita de nombre Antonio Puertas que estaba golpeando a una mujer. Jesús le increpó y el bestia le dijo que era un asunto privado (como si pegar a una mujer no fuera un delito público). Jesús se fue al hotel y desde allí llamó a la policía. Puertas entró en el hotel y le molió a palos y eso que Jesús es un hombre grande y corpulento. ¡Qué paliza no le daría que, una semana después, Jesús está en coma en el hospital Puerta de Hierro! La paliza no surtió efecto inmediato, de modo que, entre tanto, ha habido juicios y comparecencias ante los juzgados, a los cuales Jesús asistió. Se encontró en ellos con la mujer agredida. Ella nunca le hizo el mínimo gesto de agradecimiento.
Yo no sé qué pensar. No sé si debo meterla a ella en la misma categoría que al troglodita que le acompaña y la maltrata, Antonio Puertas, o debo compadecerme de ella, que ni ha puesto denuncia ni ha sido capaz de trasmitir a Jesús y su familia que, aunque no pueda, ni apenas sirva de nada, le agradece que la tratara, por fin, con humanidad.

Esos pensamientos de la imagen son las flores que le mando a Jesús Neira a su habitación del Puerta de Hierro. ¿Qué flores le mandas tú?
Hoy recomiendo especialmente que se usen los enlaces a las noticias.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Lucia
Cuanta tristeza me invade leer este asunto,"un agresor que agrede a quien pretende defender a la victima", me pasan por la cabeza un sinfin de cosas, situaciones de las cuales he tenido conocimiento, no sabes esto me mueve terriblemente esta palabra violencia, deseo que ese hombre que tuvo la intención de ayudar a esa mujer se recupere muy pronto.
Es una lástima que en el mundo las mujeres sigan defendiendo a sus agresores...un saludo alma celia

filomeno2006 dijo...

El Profesor Neira siempre se ha destacado en sus artículos por no tolerar las injusticias. Lástima que se haya encontrado con el Salvajismo de un Individuo y la Ingratitud de una Mujer.

iñaki mendizabal elordi dijo...

Yo me voy a compadecer. Quiero pensar que esta mujer no está en su sano juicio.
El otro a la cárcel, pero ya. Y luego Servicios Sociales durante diez años, todos los fines de semana -limpiando la sangre de las maltratadas y dándoles de comer, vistiéndolas... y limpiando sus retretes-.
Besarkada bat, Lucia. Y un abrazo muy fuerte para él, que ahora no es tan desconocido como antes de leer esta triste noticia.
Hau mundu arrano hau!

lacallewari dijo...

Hola Lucía, desde Ayacucho, Perú, donde yo pensaba que esas cosas sólo ocurría en los países subdesarrollados; sin embargo veo que también por allá se cometen este tidpo de cosas y actitudes de ingratitud, como la demostrada por la señora agraviada; y más bien destacar la labor de defensa ante la comisión de abusos contra un ser humano por parte del docente que mencionas, a quien le expreso mi solidaridad. Respecto a la señora, es una lástima que hayan todavía mujeres que aceptan ser humilladas y golpeadas como si fueran animales, ya que ahora existen comisarías de mujeres, grupos de mujeres que apoyan en estos casos y ojalá pudiera recapacitar y si vuelven a golpearla, actuar y proceder con una denuncia contra ese salvaje que no recuerda haber nacido de una mujer.

Esther valenzuela

Ander Izagirre dijo...

Siento una tristeza enorme, pero a la vez un gran orgullo por el coraje de Jesús Neira. Espero que todo acabe como debe: que Jesús se recupere, que reciba el cariño y la admiración de su familia y de su entorno, que el troglodita vaya a la cárcel y que su mujer recupere esa humanidad que parece que le han machacado a golpes.

Gracias por traernos esta tremenda historia, Lucía.

Anónimo dijo...

Me he quedado sin palabras. Y con una tristeza difícil de describir por dentro. No entiendo como gente como ese bien llamado "troglodita" -con el perdón de los trogloditas- puede desgradiacrle la vida a dos seres humanos. De la mujer no quiero hablar. Y es que no quiero, por ahora, ni pensar en la actitud. A Jesús, pronta recuperación. Aquí se escuchan similares historias y lo que le sigue -por lo menos en un caso que recuerdo- es una gran presión ciudadana para que los agresores sean sancionados como marca la justicia. Hagamos fuerza desde allí o desde acá, o desde donde estemos, no sólo para que Jesús se recupere pronto, sino también para que el agresor pague lo que hizo -inspirado en los procedimientos que plantea Iñaki-.

Zuliana Lainez (Perú)

iñaki Mk dijo...

Hola Lucía,
Gracias por hacerte eco de esta lamentable historia y manda un abrazo al profesor Jesús Neira que nos ha dado a todos una lección.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Esperanza Aguirre concede la Medalla al Mérito Ciudadano a Jesús Neira
11/08/08 13:01
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado la concesión de la Medalla al Mérito Ciudadano al profesor Jesús Neira, en coma tras defender a una mujer que estaba siendo maltratada por su pareja en la localidad de Majadahonda.

Aguirre también ha anunciado que la Comunidad se personará como acusación particular en la causa, ya que el maltratador en cuestión se encuentra actualmente en libertad, mientras que Jesús Neira se debate entre la vida y la muerte en el hospital Puerta del Hierro.


Jesús Neira, profesor de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, defendió el pasado 2 de agosto a una mujer que estaba siendo maltratada por un individuo en las puertas de un hotel de Majadahonda. Ante el ataque, el agresor asestó un fuerte golpe en la cabeza a Neira, lo que le ha dejado en coma.



Antonio P., el supuesto agresor, fue detenido poco tiempo después, aunque fue puesto en libertad con la obligación de comparecer en el Juzgado cada 15 días.

César dijo...

La historia, además de la tremenda experiencia de Jesús Neira (que cada uno rece lo que sepa o pueda para ayudar a que salga con bien), tiene otra lección que supongo que el troglodita habrá querido dar a todos: la de que no hay que meterse en cosas de pareja, porque al bienintencionado que pretenda defender a la más débil le puede costar carísimo. ¿Alguien se atreverá a denunciar una canallada de este tipo conociendo esta experiencia?

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Hoy, precisamente, he leído en mi barrio unos carteles a propósito de unas cuantas agresiones a mujeres en Getxo. Avisaba de que se han provisto de silbatos y pedía que, si se oía el pitido, se interviniera. No sé si se me han puesto los pelos de punta o directamente he sentido rotas las costillas. Terrible mundo.

 
Free counter and web stats