miércoles, febrero 07, 2007

Los crujientes diarios no hablan de ti, ni de mí

Cuando por la mañana temprano el famoso novelista R. regresó a Viena después de una refrescante salida de tres días a la montaña, decidió comprar el periódico. Al pasar la vista por encima de la fecha, recordó que era su cumpleaños. [...] Echó un vistazo a las crujientes páginas del periódico y se fue a su casa en un coche de alquiler.
Son las primeras líneas de Carta de una desconocida, de Stefan Zweig. (Gracias, S.)
Hoy dice el periódico que ha muerto
una mujer que conocí,
que ha perdido en su campo el atletic
y que ha amanecido nevando en París...
Son los primeros versos de un tema de Sabina.

3 comentarios:

June dijo...

¿Cómo se llama la canción? Soy fan de Sabina desde que nací (mi amama siempre cuenta que con 3 años cantaba Pongamos que hablo de Madrid con lengua de trapo) y no me suena. Esas primeras líneas prometen: leeré Carta de una desconocida.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

El enlace a Sabina está en el post.
Y en cuanto a S. Zweig, presumía que acaso lo estuvieras leyendo, porque, recuerda, tengo instalada una cámara en tu sillón de lectura.

June dijo...

Que no hayas acertado esta vez me tranquiliza. Estoy analizando el lenguaje sexista en el euskera de la mano de Atxaga... No conozco la canción pero he leído toda la letra y me parece preciosa.

 
Free counter and web stats