sábado, febrero 10, 2007

Hoy ha muerto la tía Angelita, una fina costurera. Los faldones que usó mi hijo, Ramón, los había cosido ella. Acababa de nacer cuando le miró: “Ramón Hernández Martínez Rodríguez y, por fin, Odriozola. Vas aviado”.

Yo la quería pero ella me quiso más.

1 comentario:

June dijo...

Aunque suene a simple cortesía, lo lamento muchísimo, Lucía. Un abrazo.

 
Free counter and web stats