viernes, abril 11, 2008

Para perder un empleo antes de haberlo ganado



Desencadenado es un blog con instrucciones y consejos para empresarios. No lo frecuento pero por azar he dado con un comentario con consejos para saber de qué candidatos debe desconfiar quien participe en un proceso de selección. Son muy razonables y están bien explicados. De modo que si alguien desea que no le contraten debe hacer lo que sigue al pie de la letra:


-Llegar tarde a la entrevista
-No preguntar nada sobre la empresa que lo ha citado
-Demostrar indiferencia por trabajos anteriores
-Insistir en que lo que quiere es un sueldo fijo
-Mencionar el convenio que se aplica en el sector


A ese le dicen que ya le llamarán y, cuando sale, rompen su tarjeta.

El dibujo, como indica la marca de agua, es de quieze.blogspot.com.

4 comentarios:

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Yo misma, que escribí esta entrada hace días, estoy sorprendida del acierto de Desencadenado.

Anónimo dijo...

Pues completamente de acuerdo con las tres primeras y a duras penas con la cuarta. La quinta ¡ME NIEGO!. Porque además linkié al blog para leer la explicación y me tope con esto:

"(...) este tipo de comentarios demuestra que el candidato es o un sindicalista en potencia o un legalista. Y no puedes permitirte el lujo de contratar a ninguno de los dos".

Ya el autor asume que hay gente que puede echársele encima por ese comentario. Pues me sumo al vapuleo por el mismo. Con ese tipo de "recomendación" -me refiero a la quinta- no le abonamos nada a la "organización colectiva" -en este caso por la vía sindical y le abonamos sí a la cultura del individualismo inviable.

Punto aparte. Lucía hola! Gracias por la info que estás compartiendo siempre por aquí. Es un espacio de aire fresco interesante, interesante, interesante.

Saludos!

Zuliana Lainez (Perú)

Lucía Martínez Odriozola dijo...

No estoy tan de acuerdo con Zu. Gracias por venir. Sin responsabilizar a sindicatos ni a empresarios: no ha llegado el momento en que consideren que ambos pelean por lo mismo, porque los trabajadores ganen dinero y lo hagan en buenas condiciones y por que el empresario obtenga un beneficio sin tener que responder ante la sociedad por carecer de condiciones laborales dignas.

Anónimo dijo...

Vale! Estoy de acuerdo en que ambos no peleen "necesariamente" por lo mismo (trabajadores y empresarios). Pero, más allá de que el empresario obtenga un beneficio -que es totalmente válido- ¿no tendría que preocuparse por ofrecer condiciones laborales dignas?. Y es que es un círculo que puede ser virtuoso o tortuoso. Si el trabajador no está satisfecho donde está, esto al final salpicará en la calidad de su propio trabajo y por ende en la empresa y sus "beneficios". Y es que a veces lo que debería ser racional y predecible, es confuso e ilógico.

Zu

 
Free counter and web stats