lunes, diciembre 10, 2007

Piropos


Me cuenta Ramiro Pinilla, uno de esos grandes escritores a los que el éxito casi les llega demasiado tarde, que el político nacionalista Iñaki Anasagasti le ha puesto a caer de un burro en su blog; que dice lindezas como que es un petardo, un antipático, que sus libros son un rollazo... Y todo en ese plan. Se puede comprobar aquí.

Ramiro me lo dice riendo y añade: "A pesar de ello, me sigue cayendo simpático ese hombre".
El primer periódico en que escribí lo dirigía él.
La foto la saqué este viernes y, como se ve, a quienes somos casi de casa nos recibe en zapatillas. Esa es la mesa en la que escribe.
A quien interese: El viernes 14 de diciembre, a las 19h, en la FNAC de Bilbao, es la presentación de su libro 'Antonio B. el ruso, ciudadano de tercera'. Lo vamos a hacer como si fuera una entrevista en directo o una conversación entre nosotros. Está invitado todo el mundo.

5 comentarios:

J. Z. dijo...

Hay que tener poca vergüenza para decir eso de Ramiro Pinilla. Aunque viniendo de donde viene tampoco vamos a extrañarnos: la secta es la secta; y más si es nacionalista y viaja en coche oficial.
Anasagasti haría bien en leerse primero "Verdes valles, colinas rojas" y luego aprender a escribir.
"La gran novela vasca", como acertadamente calificó Pablo Martínez Zarracina en EL CORREO es la monumental obra de Ramiro que quedará para la historia y para quien quiera adentrarse en la novelización de la historia del País Vasco en el siglo XX.
En ella verás, Iñaki, si consigues aguantar el envite, retratados magistralmente a hombres como tú; lo que hicieron en vida y lo que supusieron sus actos para generaciones enteras.
La vida, Iñaki, quizá después de todo sólo sea eso, recoger setenta veces siete lo que sembraste.

Ander Izagirre dijo...

Me encantaría ir, Lucía. Pero me viene tan mal... A ver cuándo llega el metro de Bilbao hasta La Concha.

Nahum dijo...

Dicen que es una de las grandes novelas vascas (y españolas) de los últimos tiempos. Yo solo leí la primera de "Verdes Valles, colinas rojas" y la verdad es que me fascinó.

No querría crear polémica, pero supongo que nunca será elevado a los altares por no escribir precisamente en euskera o por no ser nacionalista. Le pasa algo parecido hoy en día a Unamuno o a Pío Baroja (recordad el triste aniversario del año pasado).

La vida.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Yo creo que 'Verdes valles, colinas rojas' es el mejor retrato que nunca se ha hecho de la sociedad vasca, el retrato que va desde finales del XIX hasta ahorita mismo. Además, transcurre en Getxo, que es mi pueblo. Yo sé, por ejemplo, dónde está la casa de Ella.

Ander Izagirre dijo...

Y yo que no lo he leído... Bueno, pues me lo leeré. Un poco por vuestras recomendaciones y otro poco por Anasagasti.

 
Free counter and web stats