lunes, diciembre 03, 2007

Ese espejo


Un día te miras en el espejo y te preguntas si lo que ves se parece a aquello que soñaste. Crees que es incluso mejor; y aunque la felicidad no adopte las formas efusivas de entonces, percibes la estela que deja a su paso.

7 comentarios:

David Álvarez dijo...

¡¡¡Felicidades!!!
(Lo que me ha costado)

el trenti dijo...

¡¡FELICIDADES!!

June Fernández dijo...

¡Zorionak guapa! Felicidades por el cumpleaños y por saber disfrutar de la estela.

Ander Izagirre dijo...

Me alegro muchísimo, Lucía. Felicidades pero, sobre todo, enhorabuena.

sintomático dijo...

Felicidades. Puff. Me ha pasado como a David.

Nahum dijo...

Felicidades, por supuesto.

Y bello, bello el texto, Lucía.

Ander Izagirre dijo...

Sí, bello. Y has esquivado una errata peligrosa que acecha por ahí. Un amigo de los tiempos ciclistas me habló con admiración de un rival: "Atacó en el repecho y se piró como le dio la gana, sólo le vi la esquela".

Pues eso, que a la felicidad le veamos la estela durante mucho tiempo. Amén.

 
Free counter and web stats