jueves, abril 13, 2006

Trabajar en provincias



La información la da ‘El telegrama de Melilla’ , uno de esos pequeños diarios de provincia. El nuevo presidente de la Asociación de la Prensa de la ciudad, José María Navarro, se ha reunido con el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda. La intención de Navarro era trasmitirle a Imbroda la necesidad de “optimizar el tratamiento de la información y facilitar el desarrollo del trabajo periodístico”. Resulta que en Melilla las ruedas de prensa se convocan con muy poca antelación y, además, los políticos −a veces del mismo partido− contraprograman y las hacen coincidir en horario. Y son los periodistas los que piden orden para poder hacer su trabajo. Piden que se anuncien con un mínimo de doce horas. Es decir, la víspera, a última hora.

Las asociaciones -de periodistas- de Cáceres y Mérida muestran su apoyo a los trabajadores de ‘El periódico de Extremadura’ porque la Junta ha decidido acosar al diario y le ha retirado la publicidad. La portavoz de la Junta de Extremadura, Dolores Pallero, asegura que el ejecutivo autonómico distribuye la publicidad institucional “conforme a criterios técnicos de audiencia y difusión de los distintos medios, con planteamientos de optimización de recursos”.

6 comentarios:

nomeacuerdo dijo...

Trabajar en la capital tampoco es mucho mejor, no te creas.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Pero las guerras periodísticas en las capitales son otras. No me imagino esa contraprogramación de ruedas de prensa en una ciudad.

Nahum dijo...

¡Qué ilusión haberte visto por el blog de nomeacuerdo, Lucía!
Eres una de las periodistas que más admiro de El Correo, ¿por qué no escribes más? ¿Por qué no te dan más cancha en el espacio de Esparza? ¿Y cómo es que este estupendo blog no está más publicitado...?

Lucía Martínez Odriozola dijo...

¿Nahum?
No sé quién eres, pero se agredece ese entusiasmo. Te doy la bienvenida.

Ander Izagirre dijo...

Os presento: Lucía, periodista, profesora, alegre comensal (enviaré una foto); nomeacuerdo y nahum (yo sigo acentuándote el hiato, amigo nahúm), periodistas multifacéticos y amiguetes de Pamplona (aunque Nahúm sea murtziano y medio euskaldun, Nomeacuerdo esté en Madrid). Tengo la ilusión del bloguero novato de ver que mis amiguetes de distintas órbitas acaban mezclándose en la blogosfera. ¡Salud!

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Nomeacuerdo, Nahum, encantada. Gracias, Ander.

 
Free counter and web stats