lunes, junio 09, 2008

Tastás, eso no se hace

El lehendakari reaccionó ante el atentado de ETA a El Correo y dijo lo que sigue:

"Los medios de comunicación no siempre aciertan a presentar sus respectivos relatos informativos. Pero sean cuales sean las valoraciones que todos tengamos sobre la veracidad con que se presentan las noticias, todos los que creemos en la democracia y en la libertad estaremos siempre radicalmente en contra de quienes utilizan la violencia".

Se puede leer aquí.
Veamos si he entendido bien: Aunque creamos que los diarios no son veraces, no se les debe poner bombas. ¿He entendido bien, lehendakari?
El lehendakari no vino a la concentración de repulsa. No tuvo tiempo.
Nota: Este blog es un espacio libre de pena de muerte. Los comentarios que justifiquen el asesinato serán eliminados.

29 comentarios:

Satori dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ander Izagirre dijo...

Es una práctica habitual y penosa.
Consiste en aprovechar el foco de luz pública que se ha encendido sobre una víctima para situarse en esa luz y criticar un momentito a esa víctima. Evidentemente suele ser peor cuando se trata de un muerto -"nunca compartí sus ideas retrógadas, pero su muerte es una gran pérdida", por ejemplo- porque el cadáver no tiene derecho a réplica. Pero el ventajismo es el mismo.

Satori: la dueña de este blog es una persona muy crítica, pero inteligentemente y elegantemente crítica, no se lo llenes de burradas, anda.

Extraviada dijo...

Una vergüenza, es imperdonable su discurso. Mi más total apoyo a todos los periodistas y a seguir defendiendo la palabra. Felicidades por tu espacio, Lucía

J.M.PADILLA dijo...

Lamentable la actitud del lehendakari...pensaba que algo habia cambiado, pero no. Desde la marcha de Imaz, el PNV sigue en sus trece.

Como periodista. Me sumo a vuestro compromiso con la Libertad de Expresión.

Mucho ánimo. Y totalmente de acuerdo con lo del "espacio libre de pena de muerte"...No podemos caer en ese tipo de debates.

Saludos desde La Rioja.

ETA NO

Satori dijo...

bueno, la verdad que mi comentarito era mas bien por contrastar con las cansinas ya declaraciones blandas y difusas del Lehendakari: Diferencia entre 'las cosas claras y el chocolate espeso' y las palabras elegantes, melifluas, dialogantes y nada efectivas, politicamenete correctas, sutiles e 'ibarretxeadas' en general.
Merci.

Tona Gusi dijo...

Mi solidaridad con las y los periodistas de 'El Correo' y con sus lectoras y lectores por la libertad de expresión y el derecho a la información. Derechos que debemos defender universalmente.
-----------------
La meva solidaritat amb les i els periodistes de 'El Correo', així com amb les seves lectores i el seus lectors per la llibertat d'informació i pel dret a la informació. Drets que hem de defensar universalment.
Tona Gusi
periodista

Nahum dijo...

Un viejo asunto, Lucía, con más de treinta años de vida:

"Algo habrá hecho, algo habrá hecho".

Lucía Martínez Odriozola dijo...

No, Nahum, no.
No es 'Algo habrán hecho', es peor, es 'Sé lo que han hecho. No son veraces'.
Primero, El Correo es un diario independiente, absolutamente independiente, que responde a su línea editorial y al compromiso de años con sus lectores. No es el caso de otros diarios, órganos de expresión de un partido político, que existen en nuestro país. Por cierto, la prensa de partido es un fenómeno absolutamente residual en Europa, es decir, en los países democráticos.
Segundo, tampoco se debe hostigar a los medios de comunicación que dependen de organizaciones políticas, aunque todo su enfoque informativo responda a esa ideología y cuenten la realidad desde un determinado color.
Es evidente que no se puede responder con bombas a quien usa la palabra, ni aunque diga mentiras.
No, lo que dice el lehendakari es otra cosa. Y ojalá todo el mundo lo entendiera y se llevara las manos a la cabeza.

Nahum dijo...

Lucía: quizá me expliqué mal por resumir.

Claro que se entiende al lendakari. Simplemente iba al tonillo de fondo, el mismo al que aludía Ander: "aprovechar el foco de luz pública que se ha encendido sobre una víctima para situarse en esa luz y criticar un momentito a esa víctima". Eso se ha hecho muchísimas veces. Yo mismo tuve la semana pasada una gran discusión con un "alguien" sobre la figura de Gregorio Ordóñez. El resumen era: "lo asesinaron y eso está mal, claro, pero era un fascista de no te menees" (y, por tanto, la culpa moral se atenuaba).

Y lo mismo se le puede aplicar a Jiménez Losantos o a muchos otros medios de comunicación, supongo. "Al enano le pegaron un tiro en la pierna y está mal, pero es que es un derechón liberal...". Y yo le respondería a quien así argumenta lo mismo que tú: "Es evidente que no se puede responder con bombas (o tiros en la rodilla) a quien usa la palabra, ni aunque diga mentiras".

Espero haberme explicado mejor, Lucía. Simplemente quería decir que lo del lendakari revela aspectos más profundos y no tan novedosos. Si no me falla la memoria, el propio Arzalluz pedía hace años el boicot al PNV desde las campas de Salburúa, ¿no? ¿Tan nuevo es lo del lendakari?

Nahum dijo...

¿Arzalluz boicoteando al PNV? ¡Anda que estoy yo fino...! Eso por las prisas.

Evidentemente, el boicot lo pedía para el diario en el que trabajas, Lucía. El mismo al que le han puesto una bomba ahora, el mismo que vio cómo los padres del director sufrían un atentado, el mismo que vio morir asesinado a un Ybarra y del mismo grupo que el director financiero del Diario Vasco, también asesinado por Eta en 2001.

Anónimo dijo...

Creo que el atentado a que se refiere Nahum fue a los padres de un redactor. También vió como a uno de sus directivos le enviaban un paquete bomba que ni llegó a recibir, porque la policía lo paró antes, también han echado cócteles contra su redacción... Pancartas a las puertas, carteles acusadores en las txosnas de fiestas...
Yo qué sé.

alvarhillo dijo...

No entiendo al Lehendakari, puede que sea por que soy de alicante y me pilla muy lejos, pero de verdad que no lo entiendo, no lo entiendo. Lo intento pero no lo entiendo.

albardäo dijo...

Normalmente son los matices los que esconden la verdad -o los que se asoman a ella-. En este caso el matiz ha delatado, más que nunca, al Lehendakari.
Pena me da.
El debate de los diarios independientes lo dejamos para otra ocasión, Luci. Ahora toca estar con los currelas de El Correo.
Aurrera!

JMR dijo...

No me apetece comentar melonadas de lehendakari. Sólo quiero decir que llevo quince años colaborando regularmente con El Correo y jamás he recibido una sola indicación, consigna ni sugerencia previa sobre el contenido de mis artículos, ni se me ha quitado o cambiado una sola palabra, ni se me ha pedido que diga esto o lo otro. Eso se parece mucho a la libertad de expresión, supongo.

Un saludo

Anónimo dijo...

Es difícil, muy difícil de entender lo que dice Ibarretxe. Sostengo desde hace tiempo que quien le escribe los discursos y los artículos tiene un problema: que ignora el significado de algunas cosas que dice. Hace algún tiempo se refirió a la 'solución final' para los problemas de convivencia en Euskadi, ignorando según parece (quiero pensar que lo hizo por ignorancia y no con conocimiento) que esa expresión está maldita desde que los nazis la usaron para referirse al exterminio de los judíos. Y ahora ha sucedido lo mismo: qué mejor momento para criticar a un medio "que se equivoca algunas veces". Un disparate, pero imperdonable en quien nos gobierna. Sólo espero que algún día no muy lejano tenga la dignidad de pedir perdón.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Nunca le he visto leer un discurso. Siempre le he visto improvisar las palabras. Supongo que tiene un guión, aunque no lo tenga escrito, y en ese guión habrá apuntadas ideas suyas o aconsejadas por otros, pero en las intervenciones en directo que le he visto, nunca llevaba un papel.

albardäo dijo...

jmr, me refería a la independencia de sus dirigentes, de sus jefes de sección, de sus redactores jefes, etc, sujetos a cientos de intereses, resumidos en uno o dos.
Yo también trabajé en un medio durante 14 años y nadie me censuró nada. Era un medio nacionalista vasco.
Además, con los responsables hace tiempo que no se practica la censura: basta con contratar a los de tu cuadra o a aquellos que sabes que se autocensurarán a la perfección -de hecho hay quien lo hace sin darse cuenta-.
Pero bueno, ya digo que es otro tema del que se puede hablar largo y tendido. Ahora toca estar con la libertad de expresión y contra esta barbaridad.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Yo quisiera someter al juicio de quienes frecuentáis este sitio una cuestión: ¿Cómo se mide la independencia de un medio?

Acaso sea simplemente no ceder a las presiones políticas y comerciales de quienes creen tener el poder. Gente de pellejo duro, claro. Pero, ¿debe ser un diario independiente de sus lectores o se debe a ellos, a sus intereses, a sus inquietudes? ¿Debe un diario establecer distancia con la sociedad a la que informa y en la que está enmarcado?

Nahum dijo...

OK. Recojo el guante de Lucía.

¿Por qué demonios un diario tiene que ser independiente? Y, sobre todo, ¿independiente de qué o de quién?

Desde luego, El Correo no es independiente de la familia Ybarra (o de quienes estén ahora al mando). Y me parece bien. Lógico.

No es independiente del grupo en el que están insertos y, como es lógico, crean sinergias en sus páginas de radio informando una y otra vez no de lo que puede interesar a sus lectores, sino de lo que interesa a su estrategia de mercado (es decir, profusa información de Punto Radio).

Mi admirado JMR habla de que nunca le han censurado. Y eso honra al periódico. Pero no pueden decir lo mismo Javier Marías o Alfonso Ussía (me dirá que no era en el diaro El Correo y tiene razón, pero sí eran periódicos o revistas del grupo Correo, es decir, Vocento).

Y ante todo esto, yo digo: lógico. Los medios tienen una línea editorial y unos principios en virtud de los cuales informan. El Correo prefiere tener como columnistas a Lucía Martínez, Manuel Alcántara y JMR en lugar de fichar a Martxelo Otamendi o a "Maite Soroa" en pleno. Es legítimo. Una vez más, es lógico.

En USA (donde, lo siento, creo que nos llevan ventaja en tradición de libertad de expresión y en poder de la prensa) los grandes diarios apoyan a uno u otro candidato presidencial sin que nadie se rasgue las vestiduras.

A veces, presumir de neutralidad, de objetividad o de independencia es la forma más efectiva para ser justo lo contrario: parcial, dependiente y subjetivo. Yo prefiero asumir con naturalidad que las informaciones y las noticias las hacen sujetos (que reciben el sueldo de alguien con unos principios ideológicos y morales, como es lógico) y que, por tanto, su trabajo siempre tendrá un componente de subjetividad y parcialidad inevitable.

El problema no es en términos absolutos (ser independiente o no), sino estudiar cuáles son los límites aceptables de parcialidad y de dependencia.

Anónimo dijo...

Y de qué se depende, ¿no?
Es más saludable depender de la publicidad y las ventas que de organizaciones políticas o administrativas.
IC

June Fernández dijo...

Pues sí, yo también me llevo las manos a la cabeza. Es una muestra más de la insensibilidad de la que hace gala constantemente, metiendo la cuñita de su consulta y de su papel de salvador cada vez que ETA pone una bomba.

Estoy con Albardäo en que hoy no toca criticar. Yo criticaría la independencia de El Correo como también la criticaría del resto de medios (porque no se libra ni txus), pero me parece mezquino el comentario de Ibarretxe porque supone una vez más atacar desde una posición de desigualdad. Es como dar la patadita final a un apaleado.

Por cierto, igual se ha dicho pero el ataque también lo es contra el derecho a la información, derecho que ejercen los lectores y lectoras del que es el periódico más leído. Sería igual de condenable si se hubiera atentado contra un medio pequeño, pero acaso el lehendakari tendría que tener más respeto en un momento así por el medio elegido por la mayoría de los vascos y vascas de los que se siente poco menos que un mesías.

Espartero dijo...

La "independencia" de un medio de comunicación es claramente una utopía. ¿Qué independecia se puede mostrar con la gran dependencia económica que necesita un medio de comunicación?

Siempre hay intereses, financieros, políticos, económicos, publicitarios....

Y los medios que deberían ser más "independientes" que son los "públicos"...se muestran claramente partidarios del "Partido en el poder".

albardäo dijo...

Nahum, lo has explicado bastante bien.
No hay independencia, porque es imposible desde el momento en el que un periódico lo hacen -y lo dirigen- personas, con sus fobias, sus limitaciones, sus intereses, etc...
Otro debate es el que plantean más adelante: ¿tienen que ser independientes? ahhh, ahhhhh

Anónimo dijo...

"El Correo es un diario independiente, absolutamente independiente, que responde a su línea editorial y al compromiso de años con sus lectores. No es el caso de otros diarios, órganos de expresión de un partido político"

Resulta curiosa la crítica de la Sra. Martinez a estas declaraciones del Lendakari cuando ella está utilizando el mismo esquema intelectual.......

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Pues no, mire, no es el mismo esquema intelectual. Ni se le acerca.
El lehendakari estaba dirigiéndose a un medio que acababa de sufrir un atentado, mientras que yo estoy hablando de medios, porque la condena, muy nítida, la hice en los post anteriores.
Es objetivo que hay en nuestro país diarios de partido, de partido político. Constatarlo no es hacer una acusación de parcialidad, sino describir una realidad.
Y no me trate de señora, don anónimo, que estamos entre amigos.

Anónimo dijo...

Sí, pero, a lo tonto, a lo tonto (o, a lo listo, a lo listo), el kalendari va a pillar de nuevo. Los de las tierras vascas (y vascos) le van a votar en segunda o tercera vuelta, para que sufra un poco, y luego, como no les van a dejar presentarse, el kalendari de todas las vascas y los vascos, va a ver si entre todo el frente nacionalista se hacen con sus nueve escaños; da igual que el PNV pierda votos, mientras el frente nacionalista saque más de 33 en su conjunto, como el PNV va ser siempre el más votado de estos partidos, el "primus inter pares" eso asegura que el listo del kalendari lo siga siendo (kalendari; listo, ya veremos), a pesar de la oposición interna (y callada, prietas las filas) del partido guía.
Qué pardillos somos...

Anónimo dijo...

Ibarretxe aprovecha una declaración de condena del atentado y a favor de la libertad de expresión para criticar de forma soterrada a ciertos medios de comunicación, entre los cuales todos suponemos que se encuentra El Correo.

Usted aprovecha de esa declaración para que, algunos visitantes de este blog y usted misma, hagan un poco del deporte nacional actual que es poner a parir a Ibarretxe.

Hasta aquí nada que objetar.

Pero... en un momento dado y aprovechando una defensa vehemente de El Correo acaba criticando, de forma también soterrada, a otros medios de comunicación por lo que al final acaba haciendo exactamente lo mismo que tanto critica.

Salu2

Lucía Martínez Odriozola dijo...

No, no. Sigue usted sin entenderlo. Yo decía:
“No es el caso de otros diarios, órganos de expresión de un partido político, que existen en nuestro país. Por cierto, la prensa de partido es un fenómeno absolutamente residual en Europa, es decir, en los países democráticos”.
No es una crítica soterrada decir que un medio está vinculado a un partido. Ahí no hay crítica, ni soterrada ni a cielo abierto. Es una descripción de la realidad.

Anónimo dijo...

Me dá que el que tiene miedo a la libertad es el propio señor Ibarretxe...

 
Free counter and web stats