jueves, mayo 18, 2006

Por un puñado de euros


Este pasado fin de semana se supo que Marina d'Or había convocado a los periodistas para promocionar la sucursal recién abierta en Pekín. En el acto, entregaron a los asistentes un sobre con el equivalente a 50 euros en la moneda de aquel país. Los españoles devolvieron el sobre.
Hace falta ser cutre. Y si se me permite el sarcasmo, por esa cantidad nadie se ensucia. Cincuenta euros no son suficientes para aparcar conciencias.
Los periodistas de hoy en día se tienen bien aprendida la lección. Y de cualquier forma, un acto de esas características hecho a la luz de todos estaba destinado a convertirse en una muy mala noticia para la inmobiliaria. Confío en que las casas las construyan mejor que su imagen ante los medios.

2 comentarios:

CCG dijo...

Una pregunta: ¿se sabe quién ha sido el cafre autor de semejante idea? Sería bueno que su nombre trascendiera. Porque digo yo es que una cosa es pensar que los periodistas somos corruptibles y otra pensar que tenemos un precio tan barato.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Ni idea. A mí que me registren. Pero sé una cosa: nunca, en la vida, han intentado sobornarme ni con dinero ni con nada. Esa mala fama que algunos periodistas nos cuelgan a toda la profesión no sé, y nunca he sabido, en qué frustración inconfesable tiene su origen.

 
Free counter and web stats