miércoles, mayo 31, 2006

Fardos de papel


Dos diarios de Estados Unidos, ‘Hoy’ y ‘Newsday’, han reconocido que durante los años que van de 2000 a 2004 tiraban más ejemplares de los que vendían con el fin de mantener las tarifas publicitarias. ‘Newsday’ llegó a destruir diariamente 100.000 ejemplares; ‘Hoy’ duplicaba su tirada.
Es una situación que se ve a diario en nuestro país, pero a los anunciantes parece no importarles. Cada día veo torres de papel de periódicos gratuitos a la puerta de algunos centros de trabajo, torres que nadie se molesta en retirar. El distribuidor deja los fardos y solamente de vez en cuando un curioso coge un ejemplar para amenizar una espera.
La diferencia es que en Estados Unidos quienes lo hacían ya son EX directivos y, además, se exponen a penas de cárcel.

6 comentarios:

José María Romera dijo...

No tengo ni idea de las reglas económicas que rigen en las empresas de prensa. Pero siempre que he hablado con responsables de periódicos he oído la palinodia de los precios del papel, que al parecer experimentan incrementos brutales y se llevan la parte principal en los gastos. Eso se contradice, sin embargo, con las avalanchas de papel de todos los días. No me quejo porque si los periódicos redujeran páginas seríamos muchos los que podríamos perder nuestro espacio en ellos. Pero las cuentas no me cuadran. Y no hablemos de los periódicos gratuitos, cuyos gigantescos excedentes parecen destinados a tapizar las calles y a dar empleo a los trabajadores de la limpieza.

Peter dijo...

De todos modos, en Bilbao es frecuente ver a gente coger gratuitos de las papeleras del metro. ¿Cómo se mide ese "reciclaje"? ¿Cuántos lectores hay por cada gratuito tirado? ¿Y los lectores de bar, que son tropecientos?

Lucía dijo...

Si los estudios están bien hechos, sin espías de emisoras de radio y otros ruidos, se sabe cuántos lectores hay por ejemplar impreso. O en esa confianza se establecen los pactos entre empresas editoras y firmas publicitarias. De cualquier forma, todo son convenciones, acuerdos. El problema llega cuando se rompen los pactos.

CCG dijo...

Sigue pareciéndome imposible desde el punto de vista económico que una ciudad como Bilbao tenga 5 gratuitos de lunes a viernes. A mí las cuentas no me salen, salvo que alguno (o algunos) esté perdiendo dinero, o que no paguen a la gente que trabaja en ellos, o que engañen con la difusión para elevar sus tarifas publicitarias. Ya sabemos que son periódicos de muy pocas páginas y con costes muy bajos, pero tanto...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

De todas formas, sabemos que la empresa periodístcia es ante todo pragmática y en cuanto ve que no le cuadran las cuentas, abandona. No creo que haya intereses espurios, a la profesión o el negocio, tras esos diarios gratuitos. Se habrán planteado unas fechas y unos objetivos, ¿no?

nomeacuerdo dijo...

Yo pensaba que jamás cambiaría de periódico de pago... y ahora pienso que pocas veces pagaré por leer el periódico.

 
Free counter and web stats