miércoles, mayo 03, 2006

En el día de la Libertad de Prensa


Koichiro Matsuura, director general de la UNESCO: "Existe una fuerte correlación positiva entre la libertad de expresión y la mejora de los ingresos, el descenso de la mortandad infantil y el progreso en materia de alfabetización de adultos".

Ryszard Kapuscinski: "Siempre creí que los reporteros éramos los buscadores de contextos, de las causas que explican lo que sucede".

Alex Grijelmo: “La ética y la verdad son rentables. La mentira es un mal negocio. La honradez es rentable tanto para una empresa como para un trabajador”.

Arcadi Espada: “El principal mal del periodismo es la dejadez".

El movimiento de las Damas de Blanco, que agrupa a familiares de presos políticos y de conciencia en Cuba: "Llamamos la atención de todas las personas en el mundo que tienen la dicha de vivir en sociedades democráticas, donde se respeta y ejerce el derecho a la libre expresión, sobre la terrible censura, intimidación, encarcelamiento, e inclusive peligro para la vida a la que estamos sometidos quienes vivimos en sociedades con serias violaciones de este elemental derecho en el mundo".

Yo: "Me gustan los periodistas radicalmente independientes".

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el propio hecho informativo el que, al final, produce la dejadez de la que habla Arcadi Espada. La noticia es un artículo demasiado perecedero como para que tenga trascendencia y merezca el esfuerzo de mantener, permanentemente, una tensión creadora. La monotonía, consecuencia de ese hecho, la trasladamos al lector que, a su vez, se impregna de una dejadez que le adormece. Si además te pagan poco, pues...ea!

Lucía Martínez Odriozola dijo...

¿De verdad es todo tan anestesiante? A mí ésta me parece una profesión vibrante.

Ander Izagirre dijo...

¿Quieres decir que la culpa de que algunos periodistas sean demasiado perezosos es de las noticias? Madre mía.

Lucía, acabo de leerte en la revista de Fundéu, qué bueno que viniste.

CCG dijo...

Me parece que la culpa de que los periodistas seamos perezosos está en muchos factores, y no en uno solo. Un asunto complejo, en el que conviene huir de explicaciones fáciles. Buen tema para un ensayo, o para una tesis doctoral.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Durante mucho tiempo tuve colgada de la pared de mi despacho una cita que ni sé de dónde saqué: "Ante la duda, haz periodismo". Se refería al hecho de contrastar las fuentes, de verificar la información y todo ese protocolo que debemos seguir los periodistas. Es decir, todo lo contrario de la dejadez.
Supongo que las condiciones precarias y los salarios miserables no estimulan el prurito profesional.

Peter dijo...

Es muy bonito lo de la libertad de prensa, pero cuando ves la concentración de medios en USA y en Europa, la mediatización de los medios de comunicación estatales o paraestatales y, sobre todo, quiénes son los dueños de los medios, no hay motivos para sentirse optimistas.

Zigor Aldama dijo...

No todos los periodistas son perezosos. Veo unos cuantos ejemplos entre quienes escriben estos comentarios. Pero estoy de acuerdo con Anonimo en que si la profesion sigue asi de mal pagada, mas que perezosos lo que se consiguen son malos periodistas, que tienen que sacar piezas como churros para sobrevivir.

 
Free counter and web stats