miércoles, octubre 17, 2007

La China medieval


El derecho de pernada se estila en la China del siglo XXI. Y si no leed lo que publica hoy El Correo.



"Pero la palma se la lleva, sin duda, Pang Jiayu, apodado el 'alcalde bragueta' por llegar a tener once amantes. Como primer edil de Baoji, en la provincia minera de Shaanxi, no dudó en usar su cargo para beneficiarse a las esposas de varios empresarios que querían hacer negocios en su municipio.Desde 1994, todo aquel que quisiera invertir en Baoji o cualquier funcionario interesado en conseguir un ascenso, sabía muy bien lo que tenía que hacer: enviar a su mujer a 'charlar' con el 'alcalde bragueta', quien era tan 'generoso' que hasta daba trabajo en el Ayuntamiento a algunas de estas señoras.
La situación llegó a tal degradación moral que el propio edil recurría al doble sentido para ufanarse en público, e incluso delante de los propios maridos, de los «buenos servicios profesionales» que prestaban las mujeres.Pero su suerte cambió cuando, en 2003, uno de sus proyectos municipales acabó en la ruina con unas pérdidas de nueve millones de euros. Uno de los empresarios implicados, cornudo consentido, fue condenado a pena de muerte por corrupción y otros dos dieron con sus huesos en la cárcel. Airadas, sus esposas se aliaron con las otras concubinas del 'alcalde bragueta' y le denunciaron ante el Gobierno central, que terminó recientemente con sus trece años de impunidad.Frente a estos casos, el gobierno de la rica provincia de Guangdong ya redacta una ley para prohibir las amantes. Mientras tanto, el presidente chino, Hu Jintao, insiste en la «austeridad» y en el «buen gobierno», pero los mandarines rojos siguen empeñados en mezclar poder, dinero y sexo para emular a los emperadores".

Ahí queda eso.
En la foto una barbie china que no sé de dónde he sacado.

2 comentarios:

CCG dijo...

Hay cosas que pasan en cualquier régimen político, pero sobre todo en dictaduras. O en lugares donde no hay jamás un relevo político y por tanto los dirigentes de la formación hegemónica tienden a pensar que el país es suyo.

Nahum dijo...

Yo ya lo he dicho en más de una ocasión en este blog (espero que esta vez se entienda mi ironía y no tenga que venir Ander a rescatarme): ¡¡¡Viva la Alianza de Civilizaciones!!! Como buen acuerdo, nosotros tendremos que aceptar algo de la otra civilización y, bueno, bien podría ser esto, ¿no? O el burka de la foto de abajo. Digo yo.

¡Toma provocación!

 
Free counter and web stats