domingo, octubre 28, 2007

«Cada edificio es un libro que hay que leer con atención»





Entre mujeres
Beatriz Petralanda/Derribista



«Cada edificio es un libro que hay que leer con atención»

-Usted, ¿qué es?, ¿'derribadora'?
-Nos llamamos 'derribistas'.
-Muy aplicable a muchas profesiones.
-Se puede derribar de muchas maneras.

Es una de las pocas mujeres con cargo en el mundo de la construcción vizcaína. Acaba de cumplir 50 años y derriba más para crear espacios que para quitar escombros. Se llama Beatriz Petralanda y se sabe el nombre del medio centenar de trabajadores que tiene a su cargo. Cuando va a las obras, viste casco rojo. En el coche lleva un cepillo para sacudirse el polvo y otro para lustrar el calzado.
-O sea que estudió Bachiller.
-Sí. Llegué a la empresa en una situación de crisis, con un impagado que nos hizo temer por todo. Y, a base de tesón, salimos adelante.
-¿Qué derriban?
-Lo que sabemos. Hemos pensado en dedicarnos a otras cosas, pero... zapatero a tus zapatos.
-¿Cómo lo hacen?
-La técnica depende del edificio y su ubicación.
-¿Son distintos?
-Claro: urbanos, industriales, aislados, adosados a otros... Y depende de la estructura: de madera, metálica, de hormigón... Y del estado del edificio.
-¿Qué es lo más fácil?, ¿dinamitar?
-No. La tramitación es muy pesada.
-¿Por la dificultad de obtener explosivos?
-En los últimos quince años, los explosivos se usan en situaciones muy muy, pero muy especiales.
-¿?
-Ahora hay otros métodos. Antes, cuando no teníamos las retroexcavadoras...
-¿Retro...?
-Sí, son unas máquinas que llegan a 30 ó 40 metros de altura. Además, llevan unos implementos que lo hacen todo. Antes, en edificios de gran altura y aislados, se empleaba el explosivo. Ya no.
-Sabemos mucho de derribos, ¿no? Esa bola pendular que golpea el edificio y lo va dañando.
-Prehistoria. Mi padre creo que llegó a usarla una vez. Ejecutamos...
-¿Ejecutan edificios?
-Es que nos miran mal. Hemos puesto un lema para la publicidad.
-Díganos.
-'Creamos espacios para el futuro'.
-Reinterpretando: 'Hacemos huecos'.
-El uso de explosivos es espectacular, pero después está la tarea, muy laboriosa, de desescombro.

Sigue aquí.

Las fotos las saqué en el derribo de Iberdrola, en el centro de Bilbao. Nunca he disfrutado tanto entre cascotes.

2 comentarios:

J. Z. dijo...

Excelente entrevista. Descubre bastantes cosas sobre deconstrucción (gracias Adriá, por reinventar el palabro) y tratamiento de residuos.
Hace décadas, tal y como señalaba la entrevistada, eran frecuentes las empresas de derribos que seleccionaban los materiales y los reutilizaban en otras construcciones.
Me imagino que ahora habrá cambiado el sistema por la necesidad de excesiva mano de obra que implicaba.

Incluso estaban los míticos "Derribos Arias". ¡Qué buenos que eran!

Anónimo dijo...

Los explosivos no solon derriban edificios, tambien gobiernos y mentiras "conspiranoicas"...

Mañana se publica la sentencia del 11-M....

Veremos..

Lucia..

Algún comentario al respecto?

 
Free counter and web stats