miércoles, abril 25, 2007

Yo pregunto

¿Qué os parece que el jefe de prensa esté presente durante la entrevista? ¿Y que tome notas?

11 comentarios:

Mrs.Doyle dijo...

...como no hablo euskera me gustaría saber qué significa el último comentario que has dejado en mi blog.

Abur.

June dijo...

Nunca me ha ocurrido (como casi todo, que una es nueva en ésto) pero en principio fatal. Quiero pensar que cuando ocurre es porque el jefe de prensa estudia las respuestas del entrevistado para darle consejos después sobre cómo tratar con los medios. No quiero pensar que es una forma de control sobre el periodista.

Sea como fuere, yo me sentiría de lo más incómoda y creo que el resultado es peor porque con gente controlando y tomando notas es difícil generar complicidad y sacar lo máximo del entrevistado. ¿Puedes poner algún ejemplo para que me haga una idea del contexto?

Anónimo dijo...

A mi no me parece mal. Yo lo he vivido como responsable de comunicación de una Asociación muy importante en mi ciudad, y he acompañado en algunos casos al presidente, no para ejercer ningún tipo de control sobre el periodista, por supuesto. Pero sí, en determinados casos, en los que el tema era grave, para procurar que no dijera algunas palabras, que puestas como titular de la entrevista sonarían mal o no nos convendría. Hay gente que sólo lee los titualares del periódico... Creo que esta es una de las tareas de un responsable de prensa.

Lucía puntualizó y dijo...

Por contestar a June.
La situación puede adoptar varias formas:
-El jefe de prensa está presente y callado y solamente interviene cuando se trata de dar algún dato que su jefe desconoce;
-el jefe de prensa está presente y va tomando notas de las preguntas y quizá también de las respuestas;
-el jefe de prensa está presente y coloca su grabadora exactamente al lado de la del periodista;
-el jefe de prensa no se sabe dónde está mientras se desarrolla la entrevista.
Creo que no hay más.

Anónimo dijo...

Perdón, soy Euskalherritarra, pensaba que había publicado mi entrada con el nombre de usuario. Las formas 2 y 3 no las comprendo, es más, si yo fuera el entrevistador me sentiría incómodo.

June dijo...

Gracias. Pues no sé, la verdad.

Nahum dijo...

Pues normal: le pagan para eso.

El fondo del asunto ya lo comenté en un post anterior.

Mi rinconcito dijo...

Puede ser normal, hasta cierto punto, porque al periodista que entrevista le puede intimidar, y el entrevistado no actua con toda la "normalidad" con la que actuaría si estuviese solo...puede darse la situación de "autocensura"...En cualquier caso tampoco podemos tirar piedras sobre nuestro tejado, porque los "jefes de prensa" también son "periodistas" o deberían.

CCG dijo...

Es cierto que la presencia de un jefe de prensa durante la entrevista impide o hace más difícil generar una cierta complicidad con el entrevistado. Pero también depende mucho de su actitud. Si se queda callado, e incluso sentado en un lugar discreto y fuera del ángulo natural de las miradas de periodista y entrevistado, importa menos. Si está sentado a la misma mesa, tomando notas, con su grabadora encendida y además controlando el reloj para que no nos pasemos de tiempo, la cosa puede ser bastante más incómoda. Pero creo que la culpa de que suceda no es sólo del jefe de prensa. El entrevistado debería ser el primer interesado en crear el mejor ambiente posible. Si es suficientemente inteligente (lo que no siempre sucede, claro), ya sabe lo que puede decir y lo que no, de forma que no necesita para nada a su jefe de prensa allí de cuerpo presente. Yo tengo una experiencia un tanto peculiar: una vez hice una entrevista a una importante personalidad, en una habitación del hotel, en presencia de no menos de una docena de personas, entre fotógrafo, intérprete, hija del entrevistado, organizadores del encuentro, escoltas y varios individuos cuya tarea nunca conocí. Surrealista.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Podemos aproximarnos a saber si la presencia de ese extraño influye en nuestra actitud, lo que nunca sabremos es de qué forma le afecta a la persona entrevistada.
Yo le he visto al jefe de prensa revolverse en su silla ante una pregunta incómoda mientras que el entrevistado ni pestañeó.

Itsaso dijo...

Si influye, pero lo mejor es olvidarte de que esta prensente y ni mirarle. Al entrevistar a Nuria Lopez de Gereñu, Consejera de Transportes, tenía delante a su jefe de prensa; no tomo notas y eso me hizo pensar de que llevaba alguna grabadora oculta.

 
Free counter and web stats