martes, abril 17, 2007

Espejos

La campaña de Telemadrid lleva por eslogan "Espejo de lo que somos". Podéis verla aquí. Es un anuncio televisivo de 45 segundos en el que participan los profesionales de la cadena autonómica, que son quienes sostienen los espejos que reflejan Madrid. El anuncio es bonito, tiene su acierto. Los creativos que han participado en él han estado bien, pero... siempre hay alguien que le da la vuelta, siempre hay alguien mucho más avispado. Y si no, mirad la imagen.










Para los de fuera: Esperanza Aguirre es la presidenta de la Comunidad de Madrid. Ha sido habitual en los medios que al hablar de ella se use el hipocorístico Espe. Yo siempre he defendido que es una muestra de sexismo, porque nunca se espetan los hipocorísticos de los políticos varones.

Gracias, Ander.

8 comentarios:

June dijo...

Yo también creo que es sexista (en realidad creo que me convenciste tú de ello) pero cuando se empezó a llamar Espe a Aguirre todavía no había tanta sensibilidad hacia el uso no discriminativo del lenguaje. Desde entonces, salvo Trinidad Jiménez, no recuerdo que se le llame así a ninguna política. La vicepresidenta no es Maritere, por ejemplo. Así que lo de Espe ya no lo borra ni dios y además en este caso es la única manera de hacer el juego de palabras.

También es curioso cómo cambia la intención cuando se llama a un hombre por el nombre. Espe suena a cachondeo, Felipe (González) a considerarlo casi de la familia. Y Zapatero bastante tiene con lo de ZP, que para mi espanto lo he visto hasta en titulares supuestamente serios.

June dijo...

Hablando de titulares sexistas: "Kate Moss, a subasta" (http://www.elpais.com/articulo/gente/Kate/Moss/subasta/elpepugen/20070417elpepuage_3/Tes). En realidad se trata de que se subastan algunas de sus fotografías desnuda. Es la segunda noticia más leída en la edición digital de El País, seguida por "El harén de Berlusconi" y, de cerca, "Natalie POrtman mantendría una relación con una mujer".

Ander Izagirre dijo...

No puedo poner tildes.

Al comentario le falta un detalle relevante. En Telemadrid hay mucha mar de fondo desde hace tiempo. Un sindicato de trabajadores de la cadena lleva tiempo acusando a los directivos de manipulacion (llaman TeleEspe a la cadena). Organizan protestas, han montado una plataforma que se llama Salvemos Telemadrid, creo que el PSOE les hace boicot...

Por eso tiene una coña especial lo de Espejode lo que somos. Aunque parece que la publicista que ideo el lema no tiene nada que ver con los que protestan contra la tele y contra Espe, dicen que ha sido pura casualidad, y puede ser, porque nadie se dio cuenta hasta que han lanzado la campaña...

Ayer en las radios madrileñas hacian concursos para que los oyentes completaran el lema "Espejo de...": "Espejo de Madrid", "Espejo de la cultura"... el que no cuadraba por problemas de sintaxis era "Espejo de (a) Gallardon".

Ander Izagirre dijo...

Por cierto, me parece que veis sexismo donde sólo hay desprecio o ligero cachondeo, con víctimas de ambos sexos. ¿Cómo que nunca se espetan los hipocorísticos de los políticos varones? ¿Y Pepiño? ¿Y Bartolín?

Que en el uso de algunos nombres de pila o de hipocorísticos algunos suenen familiares (Felipe) y otros a cachondeo (Espe) no tiene que ver con el sexo, sino con el personaje y con la intención de quienes se refieren a él.

Parece que Espe tiene retintín. Parece que Trini no.

Parece que Pepiño (Blanco) tiene retintín.
Parece que Pepe (Bono) o Paco (Vázquez) no.

Á.Matía dijo...

Buenos días:

Doy la razón a la segunda entrada de Ander, ya que, al igual que él, creo que es más una cuestión ideológica que una cuestión sexista.

JMR dijo...

Es que el eslogan de la campaña pide a gritos el calambur. Hasta el menos sexista sucumbe a la tentación cuando se lo ponen tan a huevo.

á.matía, leyendo el DRAE dijo...

"nunca se espetan los hipocorísticos..." El día que yo sepa formular una frase así, no sé qué hago. Madre mía...

Lucía, más optimista que nunca, dijo...

Creo que empiezo a estar de acuerdo con Ander cuando dice que vemos sexismo donde no lo hay y, eso, lejos de preocuparme, me encanta.
Porque estaría feliz de quitarme la preocupación del sexismo.

 
Free counter and web stats