sábado, abril 14, 2007

Recuerdo...

Recuerdo cuando aún era periodista; recuerdo que me encantaba disfrutar de su mirada desde el otro lado del prisma. Durante un tiempo practicó un periodismo distinto, con un punto de atrevimiento y bastante de divertimento, pero no se olvidaba de que su tarea era suministrar información a sus audiencias. Después confundió la óptica y se dedicó a suministrar audiencias a determinados productos televisivos. Luego ya quizá lo único que quiso fue dinero de caja.
Esta semana ha convocado una rueda de prensa porque el Gobierno cubano no ha querido facilitarle el visado de periodista. Quizá lo que le tenían que haber dicho es que hace tiempo que dejó de serlo, periodista. Pero le han recordado las críticas que hacía a Fidel cuando estaba en ‘Crónicas marcianas’.
Le niegan el visado y convoca una rueda de prensa: lo mismo que haría el Ministerio de Exteriores si a Moratinos no le permitieran visitar un país. Pero Sardá no es Moratinos. O quizá deberíamos decir que Moratinos no es Sardá.

7 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Tengo cintas con horas y horas grabadas de La Ventana, cuando Sardá, el señor Casamajor y Cansado hacían la mejor sección de radio que he escuchado en mi vida. Y les acompañaban las secciones delirantes de Juan Carlos Órtega y de Cándido...

Entre otras cosas, mucha gente creía que el señor Casamajor era una persona real. Porque no se trataba sólo de otra voz, sino de otra personalidad. Una maravilla. Tengo en mente el momento en que todo aquello se acabó: el día en que Sardá salió en la tele disfrazado como Casamajor.

Qué bueno era este tío. Y qué decepción. Aún espero encontrar algo de aquellos tiempos en este nuevo programa, pero ya veo que ha puesto su nombre en el título y me da mala espina. ¿Cómo pensaba ir a Cuba? ¿Montado en su ego?

Nahum dijo...

¡Sardá, qué pereza!

Un indudable caso de abdución...

No puede ser, como dice Ander, que la misma persona hiciera "La ventana" y ese ventilador de mierda que era "Crónicas marcianas"...

Á. Matía dijo...

Te sorprendería saber, Lucia, cuanta gente está estudiando o quiere estudiar Periodismo para parecerse a Javier Sardá. Es muy triste, pero se ha convertido en referente para muchos..

Un saludo

June dijo...

Yo por una cuestión de edad no seguí La Ventana. Sí Crónicas Marcianas, que para mí hizo que Sardá pierda toda la credibilidad y pueda llamarse periodista. Por ello, me interesa tan poco este señor, y sea verdad o no lo de Cuba, me parece una estrategia tan descarada de promoción que (como creo que habéis pensado el resto viendo vuestros comentarios)no merece la pena comentar el incidente.

Mi rinconcito dijo...

Está claro que Cuba es una dictadura, condenable y criticable. Pero me duele que personajes como Sardá utilicen nuestra profesión como una manera de hacerse autobombo personal.
Hace un tiempo, harto de la situación que vive nuestro oficio decidi escribir una carta al director en Diario LA RIOJA, sobre la necesidad de incidir en la diferenciación entre quienes "hacen periodismo" y quienes hacen "militancia" política, a través de la profesión periodistica.
JOSÉ MANUEL

Miguel dijo...

No sabía lo de la rueda de prensa, definitivamente este hombre tiene el ego por las nubes. A pesar de ser Crónicas Marcianas un producto hecho a la medida de una determinada audiencia, en determinados compases del programa dejaba ramalazos del gran periodista que fue. La cuestión es que eso ya no atrae audiencia, sre ha convertido en un periodista para captar audiencia y para llenarse los bolsillos y el ego, no para honrar la profesión. Aun así, yo confío en que algún dia haga un espacio en el que de todo lo que tiene de sí, si es que le queda algo. Habrá que darle tiempo al nuevo espacio que presentará en Telecinco, tal vez recuperemos al Sardá periodista.

Lucía, con los ojos muy abiertos, dijo...

¿Gente que estudia la carrera porque quiere ser como el Sardá de 'Crónicas'?
Es para pensárselo.

 
Free counter and web stats