lunes, abril 09, 2007

Un viejo desmentido


El Correo publicaba ayer la siguiente carta al director:


Sobre el EGM
Concha García Campoy/Madrid

Con motivo de mi estancia en Bilbao en marzo de 2006 se me preguntó en una entrevista publicada en este diario sobre la polémica surgida en aquellos días relacionada con el Estudio General de Medios (EGM), la COPE y nuestro compañero José Antonio Abellán, y mi respuesta fue: «Me parece una desvergüenza. El EGM hay que revisarlo, de acuerdo, pero no lo han hecho bien. Han engañado y delinquido». Hoy quiero aclarar que esta expresión, en plural, no se refería en absoluto a Abellán, puesto que personal y profesionalmente le he tenido siempre en un gran concepto, sino a aquellas personas que, según se divulgó por aquellas fechas, fueron por las casas haciéndose pasar por falsos entrevistadores. Y es a éstos en concreto y personalizadamente respecto de los que yo expresé mi opinión de que habían actuado engañando a sus entrevistados y que probablemente habían delinquido. No daba, desde luego, a esta expresión el alcance de que hubieran cometido un delito incluido en el Código Penal, pues no soy quién para enjuiciar o determinarlo así, sino el más amplio y vulgar de haber realizado una actuación incorrecta o de infracción de aquellas normas de conducta que han de observarse en una sociedad democrática, en la que también rige el derecho de libertad de opinión y expresión.


Suena a imposición judicial.

2 comentarios:

Á. Matía dijo...

Recuerdo que seguí con bastante atención aquella polémica, aunque por el paso del tiempo, ya no tengo tan recientes los datos. Me parece que los entrevistadores no engañaron a nadie, simplemente se presentaban a una oferta de trabajo del EGM, en la que no se les pedía ninguna documentación.
¿Nadie ha hecho encuestas para alguna empresa sin tener una formación específica en ello? Yo sí.
Por cierto, creo recordar que todo el caso del EGM se hizo ante notario.
Un saludo a todos

El Ultimo Canalla dijo...

Yo seguí esa noticia, y más que demostrar algo, el propio Abellán inducía a presuponer una manipulación, sin decirlo, a crear un gran titular. Contó algo que todo el mundo sabía, que las encuestas no son fieles, y el sistema no era, ni es perfecto. De todas las maneras, me pareció algo que para el común de los mortales consumidor de prensa, radio, TV... no tenía el menor interés, pues poco le importan los índices de audiencia de un determinado medio u otro, como se miden, y aún menos el crecimiento o decrecimiento de sus ingresos publicitarios basados en esos datos.
Para quien sí que tendría que tener interés es para los profesinales de los medios, y por eso me sorprende tanto la declaración como la aclaración de Doña Concha.
Interesanta blog este.

 
Free counter and web stats