lunes, diciembre 04, 2006

¿Amas de casa?


El sábado un titular de El Correo decía: Condenan a devolver el dinero por el alta del gas a 500 amas de casa. Y surge una duda: ¿Por qué amas de casa?, ¿por qué no son ciudadanas, consumidoras, vecinas de Miranda de Ebro? Cabe pensar que la iniciativa partió de una Asociación de Amas de Casa, pero ese dato no ha entrado en el texto, está fuera de plano.
Y no suena bien, además. No obstante, yo siempre he mantenido que cuando una palabra hace referencia a algo que carece de prestigio, mejor que cambiar el nombre es luchar para que lo alcance, el prestigio. Por ejemplo, hace años que las poetisas no gozan del mismo renombre que los poetas. Algunas mujeres que se han incorporado al mundo de la poesía, en lugar de luchar para que sus poemas sean reconocidos, se hacen llamar poetas, como si de esa forma no fueran poetisas, como si el término en masculino les diera categoría.


La noticia más extensa puede leerse aquí.

15 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Pues te han hecho caso y han cambiado la noticia, porque acabo de entrar y dice "Gas Natural deberá devolver a 500 personas...". En la entradilla habla de "consumidores".

También parecía bastante curioso que entre las 500 personas a las que debe devolver el dinero Gas Natural hubiea 500 mujeres y 0 hombres.

De todos modos, quiero denunciar que en el mundo del gas no sólo se da sexismo sino también racismo (o xenofobia). En las puertas para entrar al cuarto de la caldera suelen colgar este cartel: "Prohibido entrar con una llama". Pobres peruanos.

Lucía, sacando pomada para las quemaduras, dijo...

¿Te has quemado los ojos con la llama? La noticia de El Correo no ha cambiado. Has leído la más extensa en otro medio.

Nahum dijo...

Mi madre fue durante muchos años ama de casa. Y creo que no le importaba ese apelativo. Ni a mis abuelas, mujeres fuertes y envidiables.

No termino de entender por qué es un término peyorativo (que es la impresión que trasluce el comentario de Lucía). Me parece una de las profesionas más difíciles y admirables del mundo. Lo digo en serio.

Ah, cuando nos fuimos haciendo mayores, mi madre terminó la carrera de Farmacia.

Y ahora es ama de casa y farmaceútica.

June Fernández dijo...

Yo no creo que se trasluzca eso en el comentario de Lucía. Se trata de que se da por hecho que 500 mujeres por ser mujeres son amas de casa. Y es absurdo el uso de ese término entre otras muchas cosas porque es largo. Y claro que hay que valorar a las amas de casa. Es una de las claves para conseguir la igualdad: que el trabajo de la mujer en el hogar sea valorado tanto como el trabajo del hombre fuera.

Pero la verdad: si considero que una ama de casa trabaja tanto y su trabajo es tan valioso como el de un hombre, puestas a admirar creo que más mérito tenemos las mujeres que trabajamos fuera y dentro de casa (en mi caso es dentro y dentro)que empezamos a ser mayoría. Cuando surgió el debate de pagarles a las amas de casa por su trabajo yo me preguntaba eso, ¿nos pagarán también a las que cuando terminamos de trabajar tenemos que ocuparnos de la casa?

Ander Izagirre dijo...

El problema de esta noticia no es sólo que se considere que todas las mujeres sean amas de casa, sino que se considere que todos los clientes afectados sean mujeres (lo decía antes: ¿500 mujeres y 0 hombres? ¿A quién se le ocurre? Salvo que sólo hayan presentado una denuncia las mujres titulares del gas...).

Un paso más en este camino absurdo: esos 500 clientes afectados son todos mujeres y además se dedican todas a lo mismo. Amas de casa. Manda narices.

La tontería que Lucía destaca, con toda razón, es que el redactor escoge "amas de casa" como dato descriptivo de esas personas. Ser ama de casa no es peyorativo, pero en este caso no tiene ninguna relevancia. Qué más da que los clientes sean amas de casa, enfermeros, ingenieras, payasos o asesinos a sueldo. Para lo que importa en esta noticia, los 500 son consumidores o clientes de Gas Natural, qué narices tendrá que ver a qué se dedican.

Supongo que la hipótesis de Lucía será acertada: el caso lo presentó una asociación de amas de casa. ¿Sí? ¿No?

(Yo pinché en el enlace y me salió la noticia, correctamente redactada, en Libertad Digital).

Nahum dijo...

Me refería al punto de partida de esta frase de Lucía: "Yo siempre he mantenido que cuando una palabra hace referencia a algo que carece de prestigio...". Sin más, no creo que carezca de prestigio. Ahí apuntaba.

En lo demás estoy plenamente de acuerdo con vosotros.

Lucía, mientras pasaba la aspiradora, dijo...

Por no cerrar esa línea de discusión: Sí, es cierto, no es que yo insinuara que las amas de casa carecen de prestigio, ¡lo decía! Es dificil negar las virtudes de las que habla Nahum, pero socialmente no es una tarea considerada, aunque nos duela.

Nahum (levantando tímidamente la mano desde el fondo de la clase) dijo...

Grrrgg, profe, eso es clasismo.

Ander Izagirre dijo...

Venga, me pongo salomónico.

Habláis de la sociedad como si fuera homogénea. En algunos ámbitos las amas de casa son muy apreciadas (se estima su papel como pilar de la familia y el hogar y esas cosas); en otros, se habla de ellas con un poco de desdén (si dicen de un programa televisivo que es "para amas de casa", suena despectivo, se hace una asociación inmediata entre ama de casa y cotilleo rosáceo amarillento).

Qué rollo, qué aburrido es esto de ser ecuánime. Por algo se puede hacer este palíndromo:

Salomón, no molas.

(Lo descubrí al pisar la nieve con mis viejas botas de monte).

Lucía, regando las plantas, dijo...

No veo por qué ha de ser clasismo corroborar que las amas de casa no están tran consideradas como aquellas mujeres que se dedican a la división del átomo. Acaso sea solamente por una cuestión de número, de abundncia. En mi barrio apreciamos muchísimo la tarea que realizan, y la dedicación a la familia, pero en mi barrio somos pocos.

Zigor dijo...

LIBERTAD DIGITAL??? Te has hecho de la Falange, Ander? Ha pasado algo importante mientras yo estoy aqui en el culo del mundo?

Ander Izagirre dijo...

Yo sólo pinché en el enlace que puso Lucía y aterricé donde aterricé: en un medio en el que escribieron correctamente la noticia que El Correo trató de modo sexista. ¡Libertad genital!

No me he hecho de la Falange: soy socio desde que nací. Y no te indignes tanto, camarada Zigor, que ya va quedando demasiado evidente que eres un espía vendido al comunismo chino. Pasas la mitad del año en China y ya no hay quien se crea que vives de publicar reportajes sobre pastorcitos mongoles. A ver si un día te traes al amigo Kim Jung Il a una de esas cenas que montas en tu caserío, dile que se traiga los cuetes y montamos una buena pirotecnia, los de Astondoa se van a cagar.

Me temo que un día me arrepentiré de estas palabras, cuando traigáis la revolución y a los intelectuales como yo nos pongáis a estercolar patatales alaveses.

¡Hasta Vitoria siempre! Gora Euskadi HastaKalkuta!

Zigor dijo...

Ander, esto no se hace. Ponerme en evidencia de esta forma!! Seguro que me ahora me dan de comer Polonio 212 de ese... Me voy corriendo a la clinica estetica a rasgarme los ojos y a comprarme un gorro conico. Y que me encuentren!!!

Nahum dijo...

Zigor, yo también soy socio de La Falange, como Ander: leo de vez en cuando Libertad Digital.

Y debo ser neomarxista cercano al movimiento okupa, puesto que entro en Kaos en la Red y, a veces, en rebelion.org.

Y, qué diantres, jeje, debo ser lo que sean quienes de vez en cuando leemos al colectivo Maite Soroa en el Gara...

Ander Izagirre dijo...

¿El polonio no es esa salsa naranjoide que ponen en los restaurantes chinos?

Nahum, tú eres el peor. Te pondrán a limpiar las letrinas de los proletarios con esa lengua de intelectual.

 
Free counter and web stats