sábado, julio 01, 2006


Ayer, por primera vez en diez años, el alarde de Irún se celebró sin incidentes. El alcalde, José Antonio Santano, no anduvo nada fino porque no estaba en el balcón del Ayuntamiento cuando asomaron por allí quienes defienden la participación de la mujer en la fiesta en igualdad de condiciones. Se las dará de demócrata. Su partido, el PSE, debería pedirle alguna explicación. Aunque quizá las explicaciones se las den los votos que no recibirá en las próximas elecciones.
En realidad, sí hubo incidentes, porque se celebraron dos alardes, el de los hombres y el mixto. Quizá los votos los encuentre entre quienes asistieron al primero, o sea, entre quienes no apoyan la igualdad de la mujer en la fiesta.
La foto es del álbum del Diario Vasco

2 comentarios:

Peter dijo...

Hya otra foto impresionante con un doble cordón de policías... ¿Sin incidentes? Así cualquiera...

Pajarodenoche dijo...

Todos los años la misma historia con el alarde. Directamente lo quitaría y haría una especie de Pasarela Cibeles. Mixta, eso sí, para que no haya más líos.

 
Free counter and web stats