lunes, marzo 20, 2006

¿Cosas de mujeres?


La semana pasada, en una intervención en el Parlamento, Eduardo Zaplana hizo una referencia a la afición a disfrazarse de Fernández de la Vega y le instó a que, de una vez, vistiera el traje de vicepresidenta. ¿Será que una corbata hace más respetables a las personas?, ¿será que ser hombre hace más respetable a una persona?

Fernández de la Vega se defendió: “No sé si es un problema de ignorancia, que sería inexcusable; de maledicencia, que sería intolerable; o de machismo detestable. Me temo que son las tres cosas juntas”.
Y las parlamentarias se levantaron y abandonaron la sala. Las del PP, no.
¿Por qué no se fueron también los parlamentarios? Mientras la exigencia de un trato igual corresponda solamente a las mujeres, mientras los hombres las dejen solas en su defensa, se seguirán poniendo las bases de una sociedad injusta.

4 comentarios:

alfonso mugueta dijo...

En mi opinión, si bien no hay que dejar pasar este tipo de comentarios que sin duda son machistas, hay que darse cuenta que es otra barbaridad de Zaplana en su ánimo de protagonismo, de salir en los papeles, y como siempre, utilizando unos medios y unas formas de lo más desafortunadas, maleducados y de una bajeza política suma. Se merecería un "no comment" como mucho.
Me pareció adecuado el comentario a la noticia que el el programa de Eva Hache se realizó. Aparecía Zaplana disfrazado de "cristiano" en una fiesta de la zona levantina.
No hay que picar el anzuelo. Zaplana ha conseguido que todos le miremos y sobre todo que todAs le miren.
No es tan guapo, no?


ENHORABUENA POR EL BLOG !!!!

Demelsa González dijo...

El pasado domingo El País Semanal publicó un artículo de Javier Marías titulado “El peligroso placer de indignarse” que creo que viene muy a cuento. Quizá estemos susceptibles y tachemos de machismo comentarios que no por ser sarcásticos traten de defender la preponderancia del hombre respecto de la mujer ¿Acaso un traje es algo más que una prenda de vestir atribuible a ambos sexos? ¿No será que se refería a que la Ministra debería asumir de forma diligente el cargo que ocupa? De ser así el ataque no despuntaría del resto de dardos envenenados que se lanzan unos a otros durante las sesiones políticas. El señor del bronceado perfecto no creo que haya sido machista. Por otra parte, parece que si una no comulga con ciertas interpretaciones está siendo indigna de su genero. Pues bien, yo soy mujer, soy de izquierdas, y no creo que la estampida de féminas tras el comentario tenga razón de ser.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

El artículo de Marías a que hace referencia Demelsa se puede leer aquí:
http://www.javiermarias.es/blog.html

En la anotación del lunes 20 de marzo

Zigor Aldama dijo...

Pero, ¿hay algo que haga o diga Zaplana que no sea ofensivo o prepotente? ¿Cuándo aprenderemos a no hacerle caso? Estoy de acuerdo con Alfonso en que un 'no comment' es lo más adecuado.

 
Free counter and web stats