domingo, septiembre 28, 2008

En las antípodas



Estreno sección en el periódico. Se llama 'En las antípodas' y se trata de entrevistas a dos. Como los de la foto: Marta Fernández y Javier de Juana.

Los pendientes de ella son dos arañas ancladas en el lóbulo, del cuello le cuelga un murciélago, el bolso es un ataúd de piel forrado de raso rojo y proyecta un viaje a Transilvania, a los dominios del conde Drácula. Él viste una impecable camisa de rayas; esta vez no lleva corbata pero, como siempre, adorna su americana con un pañuelo en el bolsillo. Ella es Marta Fernández, de estética gótica; él, Javier de Juana, de estética formal. Son irreconciliables, pero sólo en apariencia. Ambos comparten una honda sensibilidad estética.
-¿La ropa es una forma de expresión?
-Ambos: Sí.
-¿Qué expresan?
-M. F.: Depende de cada uno. No es algo que viene de fuera, sino un submundo, algo que se lanza al mundo. Me visto así porque me gusta, porque soy así.
-J. J.: La imagen es un lenguaje. Nos vestimos para proyectar nuestra personalidad y, para ello, se necesita criterio. Podemos vestir como queremos o como creemos que debemos vestir. Somos un equilibrio entre fondo y forma y, en la medida que cultivamos la forma, potenciamos el fondo. A la forma se la considera equivocadamente superficie. (+)

Y el despiece, aquí.
Las fotos las hizo Ignacio Pérez.

10 comentarios:

albardäo dijo...

A Saioa y a mi nos gustó la idea, aunque hay que elegir bien a los personajes, desde luego.
Estas entrevistas le darán cierta frescura a la sección Vivir.
zorionak (otra vez)

Ander Izagirre dijo...

Qué buena pinta tiene la serie, Lucía, me alegro mucho.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Muchas gracias, amigos.

David Álvarez dijo...

Promete, promete.

Javier dijo...

En LOS antípodas, Lucía, aunque todo el mundo lo utilice mal, incluso los periodistas, siempre ha sido y es masculino. Si no me créeis, mirad lo que dice la Real Academia Española en su Diccionario de la Lengua:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=antípodas

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Qué curioso, porque en la edición el línea el DRAE dice textualmente:

en las, o los, ~s.

1. locs. advs. En lugar o posición radicalmente opuesta o contraria.

Y éste es el enlace:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=antípoda

De modo que todos estamos confundidos menos Javier. Cuando se hace una corrección, hay que ser prudente.

Javier dijo...

Sí, se admiten ambas, pero, qué curioso, el primer ejemplo es de nuestro admirado Leguineche, que de tantas cosas sabe un rato:

«Se habían ido a los antípodas para cortar caña en Queensland» (Leguineche Tierra [Esp. 2000])

http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltConsulta?lema=antípodas

Lucía Martínez Odriozola dijo...

El ejemplo, aunque sea de Leguineche, no sirve, porque no reproduce la locución, que es siempre: EN las, o los, antípodas, es decir, en lugar o posición radicalmente opuesta o contraria. Fin.

June Fernández dijo...

Jo, Javier, en buena te has metido. No osaría yo discutir con Lucía sobre lengua castellana.

Respecto a la serie, lo que ya te dije. Me parece una idea preciosa con un mensaje muy conciliador: que en el fondo no somos tan diferentes. Estoy deseando descubrir la próxima pareja. (Por cierto, cuelgo un vídeo con parecido mensaje)

Ander Izagirre dijo...

Los antípodas eran unos seres monstruosos a los que se describía con los pies al revés (anti y podos). Se supone que vivían en la otra punta del mundo. Luego llegó Google Earth y se acabó el chiste.

Supongo que los antípodas eran esos monstruos y que luego pasó a utilizarse "las antípodas" como referencia de lugar.

¿No anda el maestro JMR por aquí?

 
Free counter and web stats