miércoles, agosto 29, 2007

Dos hombres de gris


Luis del Olmo.- No. Lo que sí lamento es que acudamos a las ruedas de prensa que convocan los etarras batasunos. Vamos como idiotas y me pone malo ver los micrófonos y los indicativos de todas las cadenas, incluyendo la mía. Si nos pusiéramos de acuerdo, podríamos decir: «Cuando los batasunos convoquen una rueda de prensa que vayan a verlos sus padres».

Carlos Herrera.- Es que, claro, el periodismo legitima las cosas. Si tú entrevistas a Josu Ternera, lo legitimas. Ése es el problema. Y cuando vas a una rueda de prensa de filoasesinos, los estás legitimando.

Luis del Olmo.- Sí, y hace unos días tuve que aclarar eso a un alumno de Periodismo. Me habían preguntado a quién no entrevistaría jamás. Y le respondí: «A un etarra asesino». Y este estudiante dijo: «Pero usted entrevistó a Jon Idígoras». Y le expliqué que no: Idígoras entró en antena cuando abrimos el micrófono a los vascos que desearan condenar el asesinato del ingeniero José María Ryan. Y él entonces se coló, me puso verde y, cuando quise hablarle, colgó. Despotriqué contra él y, desde entonces, al igual que tú, circulo por el mundo con guardaespaldas.

Carlos Herrera.-Sí, claro. Y acaban formando parte de tu paisaje porque en cuanto te conviertes en el abominable hombre de las nueve –el que sale todos los días a esa hora de casa– estás en peligro.

Luis del Olmo.- En mi caso fue el abominable hombre de las siete de la mañana, la hora en la que fueron a buscarme hasta en ocho ocasiones hasta que en una de ellas se encontraron con Miguel Ángel Gervilla, aquel ilustre guardia urbano que murió porque no encontraron a Luis del Olmo, sino a él.
Carlos Herrera entrevista a Luis del Olmo en XLSemanal.
La foto es de la propia entrevista.

17 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Sobre la primera parte de este diálogo, extraigo unas citas de Arcadi Espada.

"J. parte de la consideración, más o menos habitual en los análisis sobre los medios, que la exhibición del mal contribuye a expandirlo. Yo creo todo lo contrario. El mal no soporta el foco. Los mayores crímenes de los terroristas vascos sucedieron bajo la penumbra de los medios. Cuando cometieron el error de permitir que se retransmitiera en directo uno de sus asesinatos, el de Miguel Ángel Blanco, se vieron en problemas que aún no han superado: el nacimiento del espíritu de Ermua y una contestación masiva y furiosa en toda España. Dejar a los terroristas en la penumba sólo fortalece el aura de secreto, ficción y leyenda donde ellos y su negocio se desenvuelven con gran eficacia retórica

"Otra cosa distinta es que la aparición mediática de los terroristas se justifique por razones que poco tienen que ver con su principal oficio. Los periódicos, especialmente en su suplementos dominicales, banalizan la violencia mediante recurrencias míticas diversas. La Mafia, en Italia y fuera de Italia, se ha beneficiado de ellas hasta el punto de ser presentada, en muchos reportajes espectaculares, como un sugestivo imponderable antro´pológico (...). Es muy densa la basura redactada a lo largo de los años en torno de los capos, sus costumbres, sus leyes, su folclore. En el imaginario colectivo está mucho más presente todo eso que, por poner un ejemplo aritmético, el hecho de que la Mafia acabara en diez años con diez mil italianos.

"Los medios tienen que hablar de los terroristas; incluso tienen que hablar con los terroristas. Baste que no olviden que la única razón que lo justifica es el asesinato, que los terroristas están en los medios por asesinos y que esa es su única fama".

Errioxarra dijo...

Querida Lucía:
Como periodista y ex-alumno, me gustaría decir una cosa. Nuestra profesión se basa, entre otras muchas cosas en relatar "hechos".
Está claro que cualquier tipo de terrorismo, basa su actividad en hechos.

Batasuna nos guste o no, es un agente político, en estos momentos ilegal, pero si habla un miembro de Batasuna, es noticia.

No creo que porque aparezcan miembros de batasuna o incluso, los encapuchados de ETA dando declaraciones a la prensa, estén legitimados.

La legitimación, la da la democracia, las urnas y a estos "señores", afortunada, o desafortunadamente, no se les puede elegir.

Á. Matía dijo...

¡Hola!

La entrevista que Herrera le hizo a Del Olmo (a Luis, no al juez) la he debido de leer unas diez veces. Admiro a Carlos Herrera -y a otros muchos-. y, aunque hoy en día me parezca que Luis hace más teatro que otra cosa, no se puede negar que ha sido y es uno de los grandes del Periodismo. De hecho, a mi me empezó a gustar estar profesión escuchando su programa de pequeño con mi madre.

Y, en este caso (como en otros muchos) no puedo estar más de acuerdo con lo que dicen. Batasuna no es ningún agente político, es la rama no armada de una banda terrorista. Esto no lo digo yo, lo dijo un juez. Si Otegui convoca una rueda de prensa y acuden todos los medios de comunicación, se está legitimando a esas personas que no condenan el terrorismo, como él. Y sí, repito, se les legitima porque se les da un espacio informativo igual o superior que a los verdaderos agentes políticos. Esto no quita que haya que informar sobre los asesinatos o sobre las diferentes acciones que esta pandilla hace pero, personalmente, yo nunca les daría la palabra a ellos. De hablar, que hablen ante un juez.
Además, es una incoherencia dejar hablar a unas personas que lo único que intentan es que todo aquel que no comulgue con sus premisas no diga ni una palabra. De lo contario, ya se sabe.

Madre mía, qué tostón he metido. Bueno, pues eso, que un saludo.

Ander Izagirre dijo...

Á.Matía, ¿por qué crees que no hay que informar sobre las declaraciones de Otegi pero sí que hay que informar sobre un atentado? Si dices que prestar espacio informativo a alguien es legitimarlo, ¿no estarías entonces legitimando el atentado?

Precisamente, el objetivo de un atentado terrorista es publicitario. Matar a alguien es sólo un medio para difundir el miedo.

Lo decía, creo, Ferlosio. Imagínate a un soldado en una guerra y a un terrorista. Quieren matar a un hombre. Si un instante antes de matarlo cae un rayo y el hombre muere, para el soldado vale lo mismo que si lo hubiera matado él. Al terrorista le ha chafado la misión. El terrorista mata para que todo el mundo se entere. Entonces, según tu argumento, no habría que contarlo para no colaborar con él. Pero dices que sí habría que contarlo.

Yo creo que la opción correcta es la segunda: hay que contarlo.
La cuestión es que informar de algo NO es legitimarlo, ni muchísimo menos. El periodista debe contar todo lo que hay en la sociedad: lo más puro y cristalino y la mierda más asquerosa. Sólo hay que pedirle que describa la mierda asquerosa como mierda asquerosa. Que cuente el atentado: un cuerpo destrozado por una bomba (y que se deje de "consecuencias del conflicto" y justificaciones del estilo). Que muestre la mierda y los lectores ya seremos tan listos como para sacar nuestras conclusiones.

Si llevamos al extremo esa teoría de que hablar de algo es legitimarlo, un periódico no publicaría hechos o declaraciones que choquen con su ideología o sus intereses porque estaría legitimándolos.

Hay que contarlo. La clave es cómo contarlo.

Remato: no conozco mejor manera de deslegitimar a Pernando Barrena que dejarle hablar. ¿Recuerdas las explicaciones que dio para justificar por qué Batasuna condenaba el atentado de Yemen contra turistas vascos y catalanes y por qué no condenaba el de la T-4 en Barajas? No habría mejor manera de deslegitimarle que difundir aquellas penosas y torpes explicaciones un par de veces al día.

Confía en la inteligencia de la gente.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Las sequías informativas reproducen las leyendas y los rumores como un espejo roto en mil pedazos.
Pero lo ha explicado tan bien Ander, que sobran las palabras.

Nahum dijo...

Tras mi sequía por la corrección de los exámenes (y su posterior revisión, claro) me encuentro con este sabroso diálogo en tu blog, Lucía.

Con Ander por medio, no puedo decir mucho más. Coincido: se trata simplemente de informar, pero sin pelos en la lengua ni metáforas que embosquen la verdad del terrorismo. Cuando los muertos, como decía Arcadi Espada, "morían en breves", la sociedad era mucho menos libre que cuando se les han otorgado primeras páginas.

La publicidad del terror (es decir, informar de sus crímenes y llamarlos "asesinatos") también conlleva el antídoto: que muchos han querido luchar por recuperar esa libertad y no han podido mirar para otro lado.

Como el campesino del viaje de Hannah Arendt: "Jamás supuse que todo aquel humo que veía desde mi huerto provenían de un horno crematorio de judíos". ¿Cómo iba a saberlo?

Á. Matía dijo...

Acabo de leer todos los comentarios. Ahora mismo no puedo contestar. Esta tarde, sin falta.

Jeje

Á. Matía dijo...

Bien, no quiero ser muy pesado. Intentaré ser breve:

Sobre el atentado hay que informar, por supueto. Lo que yo digo es que no se les puede poner los micrófonos ni dar voz a los que respaldan y apoyan ese atentado.
Un coche bomba explota en una ciudad. Se informa sobre ello (muchas veces con conexiones en directo cada cinco minutos aunque no haya nada nuevo que contar). Después, las declaraciones de Rajoy, Zapatero y el resto de líderes políticos. Ellos hablan porque, de una manera u otra, son los que representan a todos los ciudadanos. Lo que no se puede hacer es, pienso, meter en ese listado a personas como Otegui o Barreda, como si ellos también fueran un eslabón más de este sistema democrático. Para participar en un juego, hay que respetar las reglas.

Además, bastante duro es tener que informar sobre un atentando para que, encima, haya que aguantar las memezes de unos cuantos.

Gracias por el espacio, Lucía.
A tí, Ander, por el comentario.

Un saludo

Nahum dijo...

Vigila esas "zetas", admirado Matía.

Estoy de acuerdo contigo y creo que coincidimos con lo ya expuesto por Ander. Fíjate el ejemplo que ponía él acerca de Pernando Barrena. O, tras el último atentado, sí resulta relevante saber qué se inventan para no condenarlo y atribuirlo a no sé qué ancestral conflicto. La tarea del buen periodista debe ser, precisamente, hacer ver, resaltar lo estúpido o lo inmoral de esas declaraciones. Gracias a sus palabras recogidas en los medios tras un atentado en Santa Pola (donde murió una niña de cinco años, por cierto) pudieron ser ilegalizados en el 2003. Era "noticia" lo que dijeran. ¡Y tanto que hasta tuvo consecuencias jurídicas!

De ahí al bombo que se le da en ciertos informativos (estoy pensando en el Teleberri, que saca hasta las manifestaciones batasunas donde están tres y el perro) hay un trecho, claro. Esto último sí me parece más preocupante. Pero, vamos, a otra escala ocurre con muchos poderes autonómicos o locales a los que las televisiones de turno no paran de abrillantarles las nalgas.

Lucía dijo...

Lo mejor de este blog no son los post, sino los comentarios.

Á. Matía dijo...

Madre mía, qué bochorno. Va a sonar a falso argumento pero es que cuando escribo no miro el teclado y, claro está, no he revisado el texto. Si sirve de algo, no es por analfabetismo, jeje.

Vale, bien, pero una cosa: si siempre dicen tonterías, ¿por qué se les da un espacio informativo para que lo sigan haciendo?.

Un saludo

Bueno sí, otra cosa, Nahum: ¿qué tenemos que hacer en este país para que hagas tu blog?

Otro saludo

Por cierto, Lucía, aunque nosotros llevemos las pastas, el café y la sala los pones tú. Y no en todos los salones se puede conversar de igual manera...

Un saludo más

Nahum dijo...

Pues ahora que me largo tres meses a otro país, puede que sea el momento... Una cosa acotada temporal y geográficamente. Tipo Ander (sin moto y con muchísima modestia por intentar compararme con él...)

Me encantaría hacerlo, Matía, pero me aterra esclavizarme a él. Los blogs, ya ves, resultan muy tóxicos. O sea, que enganchan.

J. Z. dijo...

Totalmente de acuerdo con vosotros: hablar de alguien no lo legitima, sino que lo muestra a la opinión pública para que ésta sea la que saque sus propias conclusiones. ¿O es que los lectores-oyentes-telespectadores no somos lo suficientemente inteligentes para discernir una cosa de otra? ¿Para distinguir el tocino de la velocidad? ¿Para ponderar que todas las opiniones no valen lo mismo?
En la respuesta de Luis de Olmo se trasluce un cierto tufillo a rancio de quien no se ha sabido retirar a tiempo; una cierta superioridad respecto al público (aparte de su desmesurada egolatría) que ha hecho a miles de seguidores huir a otra cadenas.
Creo que algo así le achacó Jiménez Losantos cuando lo del desplante en los premios Ondas.
Por cierto, buena parte de la entrevista discurre por el sendero de F.J.L.; Herrera intentando mediar, y Del Olmo negando. Finalmente transige: "Si, tiene talento...".

CCG dijo...

No estoy tan seguro de que difundir las declaraciones de alguien que defiende posturas totalitarias (ampliemos aquí el plano para no ceñirnos a las personas citadas; hay muchas más en esa situación) sea suficiente para que todo el mundo se dé cuenta de lo que realmente son. No lo fue en los años treinta en Alemania. Los periódicos, que en su gran mayoría apoyaban las ideas de Hitler, fueron fundamentales para que ganara las elecciones en 1933.

Si damos voz a un racista, por ejemplo, habrá que hacer algún comentario anterior o posterior sobre lo que dice. Porque no todo el mundo tiene una capacidad de discernir tan grande.

He llegado a esa conclusión después de ver que cuando en mis clases ironizo sobre algo hay alumnos que no lo entienden. Por eso, después de hacerlo matizo: "Lo que acabo de decir es una ironía, que nadie lo tome como mi opinión sobre el asunto".

Pues lo mismo pasa con otras cosas más terribles. Y por favor, que nadie vea elitismo en mi opinión, para nada. Pero sucede que hay ideas muy perniciosas que van calando lentamente porque la gente no se para a reflexionar sobre lo que oye.

J. Z. dijo...

Creo que ahí está la clave: en la responsabilidad de los medios. Sin embargo creo que hay que diferenciar el contexto. En la entrevista -y en el debate que estamos alimentando aquí- se habla de presentar las distintas voces a la opinión pública de una sociedad europea, occidental, desarrollada y con clases medias sustentadoras. Esas son las actuales reglas para que una prensa libre funcione. Si no, puede ocurrir lo que tu bien mencionas: Hitler, Ruanda o algo más reciente: Venezuela.

sintomático dijo...

Excelente diálogo sobre un tema tan complejo. De informar a legitimar hay un trecho importante y la clave para no errar está en manos del periodista. Lo dice muy claramente Ander: es el cómo.

Anónimo dijo...

OPERACIÓN TACOS
Juan Piqué Vidal,
citando a su colaborador el Juez Adolfo Fernández Oubiña,
contertulio HABITUAL de LUIS DEL OLMO

Rafael del Barco Carreras

En “Hace quince años…Las Olimpíadas”, escribí…
“Y Pujol ganó más elecciones, y los BILLONES de la Gran Corrupción se “coronaron”, en argot del narcotráfico, con la operación TACOS (consultar Internet). La detención de Piqué Vidal y sus hombres de paja, administradores de sus sociedades “ful”, instrumentales, dicen. Miles de “instrumentales”. El 26-5-2006. Solo unas horas, acusado de blanqueo. 2.000 kilos de cocaína, valor en la ciudad, 10.000 mil millones de las antiguas pesetas, y que generarían en toda Europa, mezclados y en papelinas, varias decenas de miles de millones, y un reguero de degenerados y muertos. No es la primera vez que en diligencias se mezcla su nombre, siempre en operaciones de gran calado, ni supuestamente la única operación. Se le detiene por orden del Juzgado n. 4 de la Audiencia Nacional, y las noticias, dicen, han intervenido Policía y Guardia Civil, pero con la insistencia de la DEA norteamericana. En Barcelona “tabú”, tras casi cincuenta años dedicados a la Gran Corrupción (con un bufete de hasta cien abogados y varios pequeños bufetes de apoyo). Tanto es así que cuatro meses después entra a cumplir la condena de siete años por extorsión y los “técnicos penitenciarios” de la Generalitat le sueltan a los dos meses. Será por librar de la cárcel al gran Pujol, y además por contribuir al PIB local. ¡Que gentuza!. Para rematar…me cayeron encima tres denuncias falsas y otras menudencias, que ya contaré. ¡Y ni de lejos soy la única víctima!, que cuanto más escribo, ahora en Internet, sin que nadie apague mis ordenadores, más descubro.
Han pasado quince años de la llama olímpica, y los grandes casos siguen pendientes, Hacienda con Núñez y el delegado Huguet, con De la Rosa…Gran Tibidabo…¿tendrá algo que ver en los retrasos el Presidente de la Audiencia Barrera Cogollos, amigo y compañero de Sala de Fernández Oubiña, íntimo de Piqué Vidal y Javier de la Rosa, con quien tanto departió en el oscuro rincón de la coctelería Ideal?”.
Pero la OPERACIÓN TACOS merece más reflexiones. No es una más, o sí, ¡por desgracia!, pero afecta a Barcelona profundamente, y tan grave que la prensa y los medios locales, o ni la citan, o pasan sobre ella como una escena de película a olvidar por lo que afecta a la BASA D´OLI pujolista, o la visión idílica de la BARCELONA PROGRE Y DE IZQUIERDAS. ¿Cuántos apagones, carmelos y aves se deberán hundir?, porque en la cúspide las corrupciones se unen, LOS RESPONSABLES, SUS COLABORADORES Y ENCUBRIDORES SON LOS MISMOS. Me pregunto si el gran LUIS DEL OLMO tiene aun entre sus contertulios al jubilado Juez Fernández Oubiña, especialista en temas JUDICIALES, y colaborador del Bufete. La capital europea de la DROGA, y con España entera, primera consumidora de COCAINA de EUROPA, en su farisaico vivir se niega a saber que el que fuera su primer y gran BUFETE, Juan Piqué Vidal, salvador de Jordi Pujol o de Núñez, y los De la Rosa, en el Caso Consorcio, está INMERSO e INCULPADO en nada menos el blanqueo de 236 MILLONES DE EUROS, 40.000 MILLONES DE PESETAS. Eso, en solo una operación, de una tacada, insisto, porque las hay más, y se necesitan muchas para mantener activo a tanto abogado. Y sale victorioso de la detención tras pocas horas. Si la archivada denuncia de Carlos Obregón del 91 describe los envíos por camión a Andorra del dinero de los banqueros y millonarios con Banca Catalana de Pujol y el Consorcio de la Zona Franca de los De la Rosa, ahora mejicanos y antes brasileños utilizan jets que salen directamente por el aeropuerto del Prat y viene la DEA AMERICANA a detener tráfico y blanqueo (el parte oficial añadirá que intervinieron la Policía Nacional y la Guardia Civil ¡faltaría más!).
A las cámaras contesta que él no ignoraba que sus clientes mejicanos blanqueaban, hacían ¡películas!, ¡Por 40.000 millones!. Y su hijo uno de los 50 ABOGADOS colaboradores directos (antes fueron hasta cien) publica que solo se ha requerido su colaboración, negando LA IMPUTACIÓN. Excelentes sagas de letrados, como el hijo de su socio Pascual Estevill ayudando al padre en las extorsiones, recogiendo las bolsas en los pasillos del juzgado, o levantando los saldos suizos evitando embargos, por lo que solo le condenarán a DOS AÑITOS para que no entre a prisión. Piqué colaborará con la JUSTICIA, como siempre, añade. Encima CHIVATO pensarán sus cómplices o colegas, pero ¿qué pensará la DEA AMERICANA que pone patas arriba un gran cartel mejicano para que suelten a uno de los indispensables en todo gran narcotráfico?, o simplemente los 25.000 en prisión por DROGAS en España, o los otros veinte, treinta o cuarenta mil profesionales del narcotráfico o BLANQUEO en libertad que por cualquier delación saben que irán a la cárcel y sin FIANZA POSIBLE. Delincuencia organizada y gran narcotráfico, la Ley es clara. En Norteamérica podría caerle CADENA PERPETUA, y por lo sabido aun tiene pendiente allí una acusación donde le aplican la LEY RICO (Ley Antimafia, asociación de malhechores) junto a Luis Pascual Estevill y Rafael Jiménez de Parga. Abusando de la imaginación podrían meterlos en uno de esos aviones de la CIA y directos a EEUU, ¡que favor nos harían!.
Colaborar con la JUSTICIA en él de siempre ha significado manipular y corromper, hasta conseguir la práctica libertad a los dos meses de entrar en prisión condenado a siete años, el DICIEMBRE PASADO, e imputado en uno de los casos de narcotráfico más importe del MUNDO. La jueza Remei Bona me denegaba los permisos por tener una causa pendiente, y solo se trataba de una estafilla bancaria. El “¿QUÉ PASA EN LA JUSTICIA ESPAÑOLA?” no me lo responderá nadie, los profesionales del Derecho se encogen de HOMBROS. Hablar de Piqué Vidal, no es TABÚ, crea MIEDO, y en alguno tanto pánico que baja la voz y gira la cabeza por si alguien escucha. De monaguillo a gran mafioso. Los grandes delincuentes barceloneses no surgen de las barracas que cito en “LA MODELO”, son asiduos y devotos de las iglesias de Sarriá-Pedralbes. En su religiosidad se parecen a sus homónimos sicilianos. El “Lo sabía toda Barcelona” de Pilar Rahola sobre las extorsiones se puede añadir al BLANQUEO, en este caso más reducidos los SABEDORES, pero también de entre los mismos, gente tan importante que 40.000 mil millones de las antiguas pesetas transcurren como un capitalito de nada o para unas películas.
Por de pronto, pajaritos habladores, gente de empleo y sueldo mensual a los que les aprieta las entrañas cualquier corrupción, y ¡demasiadas han pasado ante sus narices!, me dicen que en BRIANS elucubran permisos y grados para que el gran CAPO pueda dirigir su gran BUFETE y negocios EN PLENO FUNCIONAMIENTO SEGÚN SUS PROPIOS ANUNCIOS EN LA PRENSA… que si art. 100,2…que si permisos de treinta días…y como en el caso DE LA ROSA, psiquiatras y demás especialistas hacen informes dirigidos a su libertad.
Pero hay más…Internet dice más…y dirá más…somos legión las víctimas… y gente de bien sublevada por tanta porquería.
Ver www.lagrancorrupción.com

 
Free counter and web stats