martes, octubre 10, 2006

Preguntas y respuestas


La Unión de Periodistas Valencianos ha dado un golpe sobre la mesa: se ha dirigido al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, para manifestarle su malestar, el de los periodistas, por la convocatoria de ruedas de prensa en las que no se pueden formular preguntas. El argumento es de peso: "La actitud de impedir las preguntas de los informadores dificulta seriamente el trabajo de estos profesionales, la función social de los cuales no consiste en repetir acríticamente las declaraciones de terceros, ocupen el cargo que ocupen, sino ofrecer información veraz y de interés público".
Claro. El problema es qué hacer en caso de que nadie haga caso y sigan abandonando el local antes de que los periodistas formulen sus preguntas. Es más, también podríamos plantearnos qué hacer en caso de que se puedan formular preguntas pero ninguno de los periodistas presentes en la sala está dispuesto a hacerlas.

5 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Esa costumbre de no aceptar preguntas es una de las más vergonzosas y antidemocráticas. No sé cómo ha ido cuajando, pero debería ser un escándalo. Bien por los periodistas valencianos, y que cunda el ejemplo.

CCG dijo...

Lo he dicho alguna vez, creo que en este blog. Eso se acabará cuando los periodistas pregunten antes del acto si se pueden hacer preguntas, y si la respuesta es no cojan sus cosas y se vayan. Porque para una 'declaración' de ese tipo, mejor que envíen un fax o un correo electrónico con el texto y no hagan perder su tiempo, siempre escaso, a un puñado de profesionales.

Nahum dijo...

Yo creo que parte de culpa la tienen los periodistas. No sé por qué demonios van a cubrir una rueda de prensa tan burocrática. ¿Por qué no usan a las agencias para eso? Que para algo las contratan...

Y mientras, que los periodistas, los de verdad, dediquen ese tiempo y esos recursos a "levantar" temas propios. Asuntos que ellos, como periodistas, consideren que son de interés de sus lectores y para el espacio público en el que median.

Aplaudo a la UPV, por supuesto, pero aprovecho para dar un tirón de orejas a un gremio que, desde hace mucho, anda instalado en la comodidad del "faxismo" (la expresión creo que es de M. Rivas).

June Fernández dijo...

Completamente de acuerdo con todo lo dicho. Desde hace tiempo me ha asombrado que la costumbre de no aceptar preguntas se vaya generalizando sin que nadie reaccione. Quien no sale en los medios no existe así que tenemos suficiente poder como para no aceptar estas imposiciones. Apoyo completamente la idea de CCG de no acudir a ese tipo de ruedas de prensa.

Luis Alfonso dijo...

Creo que no hay que ir a ruedas de prensa convocadas por alguien que impida que se le hagan preguntas.¡Ya verás que pronto acaban con esa costumbre!

 
Free counter and web stats