miércoles, julio 18, 2007

Mi dedo medio


La idea se me ha ocurrido leyendo un post de Otalora en Divergencias, uno de los blogs de El Correo. Comienza con una frase de Stephen King: “No hay nada como una buena obsesión para ayudar a una persona a mantener ordenadas sus prioridades”.

Me he ido a Google y he buscado las obsesiones del personal. Las de ellos son éstas y para leer las de ellas, pinchad aquí. Van mezcladas los reconocimientos con las negaciones, pero salen cerca de 40.000. Ellas hablan de embarazos, limpieza, amor, la belleza y el peso; ellos de películas porno, mujeres, culos, fútbol…

Yo reconozco que en este momento solamente estoy obsesionada con el dedo medio de la derecha, forradito en una venda como consecuencia de una artritis traumática.

¿Y vosotros?

6 comentarios:

á.matía dijo...

¡Hola!

En esa lista de obsesiones hay mucho estereotipo y demasiados topicazos. Ni todas las mujeres están obsesionadas por su peso (consecuencia de una sociedad en la que lo frívolo se lleva la medalla ganadora y en la que caemos tanto hombres como mujeres), ni todos los hombres estamos obsionados por la pornografía. Por cierto, no sé cuál es la razón, pero en este tipo de listas siempre aparecemos como unos garrulos y unos cerdos. Espero que no sea porque nos lo hayamos ganado a pulso.

¿Mi obsesión? Me quedo con la intentar superarme un poco todos los días

Un saludo

á.matía dijo...

Por cierto, mejorate de ese dedo...

Otro saludo

June Fernández dijo...

Estoy obsesionada con encontrar una organización social no nacionalista (premio a quien encuentre una en la que los presos no sean el centro de todo) en la que encaje y desde la que pueda aportar algo.

También estoy obsesionada con encontrar un bikini que me siente bien. Y sobre todo, encontrar una manera de sentirme yo bien con mi cuerpo. No estoy de acuerdo contigo, Matía. Creo que casi todas las mujeres (sobre todo hasta llegar a cierta edad) estamos obsesionadas con nuestro cuerpo, pero porque es lo que se nos ha inculcado y con los que se nos machaca día y noche. Lo de los hombres, en cambio, desde luego que es un estereotipo irreal que además parece que alimentan para ir de machotes entre ellos.

June Fernández dijo...

Y sí, que te mejores. Y si estás de vacaciones, que las disfrutes.

Anónimo dijo...

El comentario de S. King me ocnfirma que, en general, un best-sellero dice trivialidades de gran apariencia. Las obsesiones no ayudan a ordenar la vida, sino a dedicar un tiempo excesivo a algunas de tus acciones -las vinculadas a tus obsesiones-, descuidando o marginando otras a las que les tendrías que dedicar más tiempo, o, simplemente, dejando de hacer cosa que debieras haber hecho. ¡Si lo sabré yo por experiencia propia!
Overseas' friend

paulita1985 dijo...

¡Hola Lucía!
Antes de nada espero que te mejores y que no sea muy grave.
Sobre el tema de las obsesiones, la mía son los zapatos, nunca me canso de comprar nuevos zapatos es un vicio lo reconozco. Bueno un besazo

 
Free counter and web stats