martes, junio 05, 2007

En casa de Manu Leguineche

Habíamos a ido a darle el premio de la Asociación de Periodistas Vascos; sin embargo, volví con la percepción de que era él, Manu Leguineche, quien nos había concedido un premio a nosotros.
En la foto, que hizo la maquina solita: Jesús, el jardinero; Rosa Leguineche, hermana de Manu y periodista; Kerman Goikuria, el cámara; Gervasio Sánchez, reportero; yo; Ander Izagirre, reportero y viajero; y... Julio Flor, periodista; Manu; Amaia Goikoetxea, vicepresidenta de la APV; Choco, compañera de Gerva.

4 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Ya que trasladas los comentarios, repito el mío.

Decía que qué día tan bonito pasamos en Brihuega y que me impresionó Leguineche. A pesar de su salud pocha, qué buen humor y qué ternura. A pesar de tanto homenaje, tanto regalo y tanta carta elogiosa, qué humildad y qué retranca.

Leguineche es un punto a favor -y menudo punto- de la teoría que dice que para ser un buen periodista primero hay que ser bueno a secas.

Para confirmar esto, sugiero que además de sus libros históricos y periodísticos leáis sus libros de apuntes estilo collage ('La felicidad de la tierra' y otro muy parecido que acaba de publicar: 'El club de los faltos de cariño').

E.J.G. dijo...

Qué envidia me dais. Me hubiera encantado conocerle y charlar con todos vosotros. ¿Os dio algún consejo?
Un abrazo.

Ander Izagirre dijo...

Mejor que consejos, Eva, este hombre da ejemplo.

E.J.G. dijo...

Vale, de acuerdo, reformulo la pregunta... ¿Qué has aprendido de él?

 
Free counter and web stats