domingo, mayo 27, 2007




Entre mujeres
Raquel Aldea/Maga

«En magia, los compinches están muy mal vistos»

El viaje de Raquel Aldea hacia el ilusionismo comienza en la casa de una amiga de la infancia a quien los Reyes regalaron el juego de magia Borrás; muchos años después, en otro viaje a Oriente, descubrió que el ilusionismo acerca mundos, culturas y gentes. Para ella, es cosa de magia, de la blanca, de la de aldea.
-Usted, ¿qué es?, ¿maga, ilusionista, farsante?
-Noooo. Maga está bien. Pertenezco a la Asociación de Ilusionistas de Álava.
-¿Qué diferencia hay?
-La ilusionista es la creadora de ilusión. Abarca más.
-¿Y qué es una maga?
-Algo parecido, es más común, ¿no? Póngame maga.
-¿Cómo se crea la ilusión?
-Haciendo ver a la gente lo que no es.
-Lo que hacen los políticos.
-Más o menos.
-¿Usted puede hacer que alguien desaparezca?
-Qué más quisiera. Los milagros aún no los hacemos.
-Pero, ¿qué es más difícil?, ¿hacer desaparecer al tigre o que aparezca?
-A ver, que lo pienso. Quizá conseguir que aparezca...
-¿Qué público prefiere: niños o adultos?
-Me gusta más la magia con niños, pero es más difícil.
-¿Por qué?-Los niños miran adonde no tienen que mirar; ven las cosas como normales; si aparece ante ellos una flor o un pañuelo, lo ven natural. Se llega muy bien a ellos cuando se trabaja con animales: palomas, conejos... Son seres vivos que aparecen de las manos.
-¿Usted usa chistera?
-Sí. Es planita y, al darle un golpe, se estira.
-¿Y conejos?
-También.
-¿Cómo los alimenta?
-Son de papel.
Sigue aquí.
La foto es de B. Castillo.

3 comentarios:

á.matía, ilusionado dijo...

Yo le pediría que hiciera desaparecer a más de uno. Muy buena pero, nos hemos quedado sin saber si sabes guardar un secreto... jeje

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Prueba a ver.

Ander Izagirre dijo...

Una entrevistadora de tu categoría, Luciamartínez, y preguntando por el zodiaco... ¡Viva Ophiucus!

Muy bueno lo de Vitoria en el lenguaje de los sordos. Me entra tremenda curiosidad por saber cómo nombrarán al resto de las ciudades.

Sobre los secretos. Hay dos claves para triunfar en la vida. La primera, no contar todo lo que se sabe.

 
Free counter and web stats