martes, mayo 22, 2007

¿Cero a 'Zero'?


La revista 'Zero' se define como "la revista gay de estilos de vida". El ultimo número, con portada dedicada a Alberto Ruiz-Gallardón, ha levantado muchas protestas entre el colectivo de homosexuales que aglutina la publicación: lo han considerado electoralismo inaceptable y mucho más aún cuando hace unos pocos meses el partido del de la portada se manifestaba a todo trapo en Madrid en contra del matrimonio entre homosexuales.


Asi lo cuentan ellos:


La entrevista concedida por Alberto Ruíz Gallardón a la revista homosexual Zero ha provocado el rechazo de algunos de sus colaboradores, que consideran que la publicación ha apoyado a la campaña electoral del PP. Los firmantes, siete militantes históricos del movimiento de liberación de transexuales, lesbianas y gays, han enviado la siguiente carta al director de la revista, Miguel Ángel López."Los/las abajo firmantes, colaboradores/as de ZERO, deseamos expresar nuestra indignación y nuestro rechazo a la entrevista publicada por ZERO el mes pasado a Alberto Ruiz Gallardón. Nos parece vergonzoso que la revista ZERO se preste a hacer campaña electoral al PP, después de tantos años de política homófoba, lesbófoba, transfóbica y discriminatoria, política que se mantiene en la actualidad. Por esta razón hemos decidido darnos de baja como colaboradores/as de ZERO desde este momento, para no participar más en un proyecto editorial que ha traicionado definitivamente las luchas y aspiraciones del movimiento LGTB.Javier Sáez (Fondo Social Europeo), Paco Vidarte (UNED), Sejo Carrascosa (SIDALAVA), Fefa Vila (GTQ), Mili Hernández (Librería Berkana), Marcelo Soto (ex -crítico de libros de ZERO), Eugeni Rodríguez (FAGC).


El texto pudo leerse en El País el pasado día 18. Venía muy atrás, muy escondido en esta información.

16 comentarios:

sintomático dijo...

Complicado, complicado.

Venga, me lanzo en paracaídas.

Preguntas que me surgen: ¿Entrevistar a un personaje político es hacerle la campaña electoral? ¿Es preocupante que unos colaboradores se den de baja? ¿No sería peor que los dieran de baja?

Por otro lado, ¿ese partido es homófobo? Es decir, ¿proclaman una aversión obsesiva a los homosexuales? ¿Es homofobia no apoyar la Ley de Matrimonios entre Homosexuales? ¿Qué es homofobia?

Y una última pregunta, con un escudo antimisiles: ¿Se podría extrapolar este caso a otras manifestaciones intolerantes que no respetan la libertad del individuo? Es decir, ¿haría electoralismo de la ultraderecha Le Monde si entrevistara en portada a Jean Marie Le Pen? ¿Qué entrevistas son "micrófono para un mítin" y qué entrevistas son periodismo interpretativo? ¿Qué es lo peor? ¿La entrevista, la portada o darle voz a un supuesto homófobo? ¿Manifiestan intolerancia los colaboradores que repudian la actitud de Zero?

No tengo una respuesta, de verdad.

June Fernández dijo...

Es un tema complicado, sí. Cuando pasé por un kiosko y en vez de el típico macizo vi a Gallardón en la portada, lo primero que hice fue quedarme a cuadros y lo segundo acordarme de que estamos en campaña.

Es difícil decidir hasta qué punto entrevistarle es hacerle la campaña. Pero que Zero, una revista en la que rara vez aparecen políticos (recuerdo a Llamazares, que también trajo cola), dedique su portada al alcalde y candidato a la alcaldía de Madrid -donde se encuentra el barrio gay por excelencia, o sea que la comunidad homosexual su peso- en campaña electoral... Y precisamente para transmitir un mensaje de tolerancia y respeto a los gays, en contraste con lo expresado por otros miembros de su partido... No sé, no sé.

Homofobia es la "aversión obsesiva hacia las personas homosexuales" (RAE). No sé si el PP es homófobo. Sé que no cree que los gays, lesbianas y transexuales tengan que tener los mismos derechos que los heterosexuales; que se les niega la opción a casarse y a tener hijos, lo que limita su vida personal y conlleva problemas legales; que no se les considera aptos para ser padres y madres; creen que hacerse un empaste gratis es más prioritario que una reasignación de sexo... Y no hablemos ya de las comparaciones con peras y manzanas, zoofilia e incesto.

Me cuesta entender que una persona homosexual vote a un partido con esas ideas. Y choca mucho que se definan como liberales de centro. Pero bienvenida sea la tolerancia de Gallardón, y espero que todo el partido siga por ese camino.

Leí la noticia de la bronca de Sebastián y Gallardón en El País pero no llegué al despiece de Zero. ¿Por qué lo habrán publicado tan escondido?

á.matía, que va a suspender... dijo...

Lucía, que poco piensas en los que aún somos estudiantes. ¿Te parece normal abrir estos debates en vísperas de exámenes? Me parece que mi rendimiento academico va a bajar considerablemente ya que me paso las horas ¡enchufado' aquí.

La decisión que han tomado estos colaboradores (¿eran periodistas?) me hace pensar que utilizaban la revista como 'plataforma política' y no como medio de comunicación. Imaginaos que periodistas de El País abandonaran el periódico porque Cebrían publica una entrevista a Rajoy... O El Mundo a Zapatero...

Zigor dijo...

Comparto las dudas de Sintomático aunque, con la RAE en la mano, no creo equivocarme al afirmar que el Partido Popular es, en su mayoría, homófobo. Lo de lesbófobo tiene su gracia, porque demuestra un desconocimiento del idioma importante. Pero, a lo que vamos.

En primer lugar, me parece acertado el simil de Sintomático de Le Monde con Le Pen y Zero con Gallardón, aunque debería tenerse en cuenta que el primero es un periódico y el segundo una revista. En cualquier caso, yo me pregunto, ¿por qué un medio privado (y que no creo vaya fardando de objetividad) no puede dar un apoyo a quien quiera?

Otra cosa muy diferente es que los homosexuales vayan a votar a un partido cuyo objetivo es cercenar sus derechos. Eso ya sí que no lo entiendo, aunque conozco a un par que irán con las gaviotas a las urnas.

June dijo...

A mí también me parece algo excesiva la decisión de los colaboradores, pero habría que saber si había tensiones previas, si llovía sobre mojado. Y también hay que tener en cuenta la sensibilidad de los gays para estos temas que, como es lógico, les condicionan la vida. Ocurre con todos los colectivos que sufren discriminación. Lucía y yo hemos reconocido alguna vez que hemos visto sexismo donde no lo había...

Por cierto, ¿cómo es que soy la única mujer que te comenta con regularidad (sólo me acuerdo de Mrs. Doyle)? ¿Será porque pese a que las estudiantes de Periodismo sean mayoría, en la profesión sigue habiendo más hombres? ¿O es que a las periodistas nos cuesta llevarnos bien entre nosotras?

j. z. dijo...

Una sandez más de los colaboradores, que dejan ver su sectarismo político disfrazándolo de supuesta independencia editorial.
En el mundo homosexual también hay mucho inutil que se la coge con papel de fumar.
Esto me recuerda el chiste que incluyó A. Furundarena en su artículo de hace unos días:
Un hijo le dice a su padre: «Papá, quiero que sepas que soy gay». Y el padre le responde: «¿Vives en Nueva York? ¿Tienes un loft? ¿Conduces un Porsche? No, ¿verdad? Pues entonces, hijo, no eres gay. Tú lo que eres es maricón».

Albertito, como buen buitre político que vive de la política y lleva muchos años en esto, sabe muy bien a quién conceder entrevistas y cómo utilizar su ambigüedad política para llegar a amplias capas del electorado. Recuerdo que hace unos meses Zetape también apareció por allí dándoselas de supuesto vengador de las causas perdidas.

ZERO haría bien en no dejarse utilizar para estos menesteres y conservar el prestigio que durante los últimos años había ido adquiriendo.

Ander Izagirre dijo...

Gallardón se apunta a un bombardeo. Apareció dando palmadas a Al Gore y proclamando la buena nueva del ecologismo después de gastar 600 millones de pelas en la iluminación navideña de Madrid.

Desahogos aparte, lo primero que he pensado es lo primero que ha escrito Sintomático. Sin conocer el contenido: no veo por qué entrevistar a alguien y hasta darle una portada tiene que ser hacerle campaña.

Da la impresión de que esos colaboradores tenían alguna rencilla previa: si os fijáis, dicen que la revista ha traicionado "definitivamente" las luchas y aspiraciones del movimiento. (Ojo a "definitivamente"... y a ¡"movimiento"! Palabra con curiosas connotaciones). Si no es por ese pique previo, no veo que tenga mucho sentido acusar a Zero de traicionar a los homosexuales o de hacerle campaña al PP.

(Me ha gustado el comentario de June: cuando Llamazares apareció en Zero "también trajo cola" :-).

Nahum dijo...

Joder, Ander, siempre me pisas.

Lo que más me había gustado era lo de la cola de Llamazares... (iba a decir que le iba a sacar punta al tema, pero me lo callo). Se ve que ambos somos psicalípticos por naturaleza. Eso o que el Arévalo de nuestra infancia en el "Un, dos, tres" nos marcó.

Yo, de veras, no le veo nada de malo que publiquen a Gallardón. Ni que se les acuse de hacer electoralismo.

¿Algún ingenuo duda de que todas las revistas y periódicos y radios y televisiones y blogs están haciendo electoralismo (es decir, teniendo una línea editorial) cada día?

Si ahora han elegido a Gallardón, sus razones tendrán. No conozco la revista y no me siento capaz de interpretarlas, pero quizá quieran hundirle la campaña al alacalde.

Me explico: si el PP (y sus intolerantes y semifascistas votantes --lo siento, Zigor, no pude aguantármelo--) es homófobo acorde con la RAE y la Santa Madre Iglesia, ¿la portada de Gallardón no sería un freno para esos votantes tan extremistas? ¿Nadie se lo ha planteado así? ¿O es que va a resultar que a los votantes del PP no les va a importar tanto la revista Zero y la orientación sexual de Gallardón?

June dijo...

Hombre, las interpretaciones posibles son infinitas, pero yo veo más lógico pensar lo contrario, que siendo el PP un partido considerado homófobo, a Gallardón le venía bien desmarcarse de eso y aparecer en una revista gay para no perder esos votos.

Ander, entre Vilapene y que trajo cola, te tienes que mirar ese falocentrismo galopante. Pero ya me vale, la verdad os las dejo a (iba a decir huevo pero mejor no).

Ander Izagirre dijo...

Soy falocéntrico de nacimiento. Me lo pusieron ahí, qué le voy a hacer (y no me parece mal: sería curioso tenerlo en la espalda o en lo alto de la cabeza).

Á. Matía dijo...

Me tiene fascinado la tranquilidad con la que atribuis algunos el adjetivo de homófobo al PP... Pero, no voy a ser yo quien hable aquí de política que luego Lucía nos regaña...

Zigor Aldama dijo...

No, si ahora va a resultar que el Partido Popular es el principal promotor de las asociaciones de gays y lesbianas...

Y lucha por los derechos de este colectivo a capa y espada.

No te j...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

En primer lugar, yo opino que la entrevista no es oportuna, es más bien muy oportunista. Cualquier profesional con responsabilidades en un medio sabe que una entrevista de esas características tiene repercusiones electorales −no debe manifestarse inocente a ese respecto--, y si no lo sabe, es culpable de su ignorancia. Deberían haber pensado en otra portada para un momento así. Podían haber elegido a cualquier otro personaje para ese periodo y, unos meses después, recurrir a Gallardón.
No sé si es mucho suponer, pero acaso la decisión de los colaboradores se base en eso, en que opinaron en la instancia que debieron y finalmente su opinión no se ha tenido en cuenta.
El término lesbófobo produce la misma gracia que homófono. Este último, a pesar de que ha recibido las bendiciones de la Academia, es un engendro inaceptable. Quien no sepa el significado que se le ha atribuido, si recurre a la etimología, se pegará un patinazo de armas tomar. El homo- no hace referencia a homosexual, sino a lo igual; homosexual no es el sexo entre hombres sino entre personas del mismo sexo, entre iguales. Homo- nos aparece en muchas palabras (homogéneo, homólogo…). En rigor sería la fobia a los iguales. La construcción para designar la aversión a los homosexuales parte de un grave error de base. No olvidaré nunca la desorientación que sentí cuando la oí por primera vez. Después, los académicos, que se muestran tan lentos para aceptar algunos términos, parecieron estar ávidos de introducir una palabra que chirriaba en los oídos.
Me gustaría no tener que hacer este comentario: ¿Qué diferencia hay entre escribir ‘No te j…’ y decir ‘No te jode’?

Iñaki Mk dijo...

Los de Zero han sido listos y muy oportunistas, pero qué medio no lo es.

Con la entrevista no sólo han vuelto a promocionar la revista, sino que también han suscitado el viejo debate de concebir la lucha de los homosexuales como un arma política exclusiva de la izquierda. Y encima se han quitado de un "plumazo" a los colaboradores menos leales.

Eso sí, habría que leer la entrevista para ver si realmente promocionan la figura de Gallardón o, por el contrario, le realizan una encerrona. Qué miedo. Porque también es cierto que a más de uno del PP se le habrá puesto la piel de gallina con su líder madrileño rodeado de "maric..."

Y cambiando de tema. Qué os parece la carta al director de Aznar a El País. ¿Quién es aquí el oportunista?

June dijo...

Anda, pensando todo el rato en los gays y no en los votantes del PP, no se me había ocurrido lo que dice Iñaki: que el ya de por sí centrista Gallardón podría perder votos de los populares más retrógrados. Aún así, sin haber leído la entrevista, yo lo sigo viendo más como promoción que como encerrona.

En cuanto a la palabra homofobia, será un engendro, y etimológicamente un patinazo, pero es necesario. Habrá que pensar otra palabra, pero sin palabra no hay denuncia. Lesbofobia tiene menos sentido aún porque las lesbianas también son homosexuales, y porque dudo que haya quien aborrezca a las lesbianas y no a los gays. Pero estamos en lo mismo: es un término que se utiliza para dar énfasis a la especial situación de discriminación e invisibilidad (término que me da un poco igual que la RAE no admita). En definitiva: si son un engendro, habrá que buscar otra fórmula que no lo sea.

Zigor Aldama dijo...

Lucía, es que si utilizo palabrotas me echas la bronca. Y, alguna vez, blogspot me ha puesto que utilizaba lenguaje 'prohibido', así que he optado por los puntos suspensivos.

Desde luego que se parte de una base equivocada en el término 'homófobo', pero ocurre lo mismo en muchos otros. Supongo que tenemos que acostumbrarnos a utilizar la RAE como guía aunque la etimología nos haga pensar que se toman decisiones incorrectas. La lengua es un organismo vivo y no estoy de acuerdo con los puristas (no digo que sea tu caso) que no reconocen palabras comúnmente utilizadas y generalmente entendiadas.

Aznar siempre ha sido un oportunista. Menuda novedad...

 
Free counter and web stats