martes, junio 13, 2006

Noticias que no lo son


Se corren muchos riesgos viendo la tele. Se expone una a que le planten una informacióin de dos minutos o más en la que no se cuenta absolutamente nada. Y para eso se moviliza un equipo de cámara y micro, como mínimo. Quizá también una productora. Todo lo cuento aquí. Se me ocurren montones de temas con que llenar dos minutos de televisión, temas que no llegan a los medios ni por obcecación de alguna oenegé.
Por ejemplo…
Hacer dos o tres semanas uno de los niños rescatados de un cayuco era albino. Ser albino en África es una maldición mucho mayor que serlo en un continente blanco.
De vez en cuando las personas a las que atienden en los mostradores de urgencia de los hospitales son mudas. ¿Cómo se comunican con ellas quienes deben saber quiénes son y qué les pasa?
Algunos ancianos, ancianas, sobre todo, llaman a los servicios de urgencia para poder pegar la hebra.

6 comentarios:

Peter dijo...

Los ancianos pegan la hebra sobre todo en el supermercado: es su salida a la vida social, y no pueden desaprovechar la oportunidad de mover la lengua. Quizá son las únicas palabras que pronuncian en todo el día...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

¿Y si no salen?

José María Romera dijo...

Lucía, los profesionales del periodismo sabéis de sobra que las principales noticias se fabrican hoy mirándose al espejo. La noticia es que el reportero o la reportera estaban allí, poniendo el micrófono en la boca a alguien que no tenía que nada que decir. Eso engrandece al "profesional" (el medio) y rebaja al "personaje" (la realidad). Que es de lo que se trata, en definitiva: de que el medio se imponga sobre la realidad para poder después modelarla a su antojo.

Por contra, los temas que propones no son periodismo del de hoy, sino literatura ("Bah, literatura..."). Por eso muchos huimos de la tele y nos refugiamos en los libros.

En cuanto a los ancianos, buena pregunta. ¿Y si no salen? Pues supongo que acaban hablado con la pantalla del televisor donde un joven reportero sin nada que contar pone un micrófono en la boca a un personaje sin nada que decir...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

JMR, creo que no estoy de acuerdo. Los ancianos, los albinos en África, los sordomudos en urgencias... son temas de siempre. Es más, yo diría que tienen ese carácter de universalidad que Kapuscinski señala como germen del buen periodismo.

José María Romera dijo...

A eso me refiero, Lucía. A que por desgracia ese periodismo ya no tiene mucho espacio en los medios. Quizá sí lo tenga en la literatura, no sé.

Lucía dijo...

Me resisto y creo que sigue teniéndolo. La literatura y el periodismo tienen una diferencia fundamental: el segundo debe aferrarse a la verdad.

 
Free counter and web stats