martes, noviembre 14, 2006

Peatonas

Publicado la semana pasada en ABC:

Paridad en las señales
POR MARIO DÍAZ
MADRID. Las mujeres ya están presentes en las señales de tráfico de Fuenlabrada, que se ha convertido en la localidad pionera en introducir rasgos inequívocamente femeninos en la señalización vial, según ha explicado el Gobierno local (PSOE e IU) de este municipio madrileño. Por el momento, son unas cuantas señales, cuyas sencillas figuras lucen ahora una coleta y falda que les feminiza, aunque quizá este estereotipo genere otro debate.
La iniciativa se enmarca en el programa «Igualdad también en Seguridad Vial», acometido para «desarrollar una política igualitaria en esta materia, introduciendo figuras femeninas en las señales de tráfico», según fuentes municipales. En el plazo de un año, el Consistorio pretende que la mitad de las figuras que aparezcan en cualquier tipo de señalización vial sean femeninas.
«Así se acabará con el sexismo que hasta ahora se ha dado también en las señales de tráfico, donde sólo aparecen figuras masculinas», justificó hace unos días la edil de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Rosalina Guijarro.
Semáforos «femeninos»
La concejal explicó que el programa articula diversas estrategias para lograr su objetivo, y sin «un alto coste para la ciudad», ya que se ha pedido a las empresas adjudicatarias que incluyan, de forma gratuita, figuras femeninas en sus catálogos, lo mismo que a las de semáforos, para que paulatinamente cambien sus siluetas.
Las nuevas figuras viales irán instalándose en Fuenlabrada a medida que se deterioren las anteriores, hasta conseguir el objetivo marcado de equilibrar la situación actual. De momento, ya han despertado las críticas de la oposición y la «disparidad» de opiniones entre los vecinos del municipio. Mientras del PP reivindican otras actuaciones más prioritarias para alcanzar la igualdad entre sexos, los fuenlabreños bromean («¡anda que no es graciosa la monigota!») y se sorprenden de que ahora lleve ropa: «Nunca me había fijado si era hombre o mujer, sólo es una señal, a ver si ahora va a resultar que todos los monigotes anteriores iban desnudos».
Hasta aquí, la información de ABC. Gracias, Alberto.
Pero la DGT ha reaccionado. Se puede leer aquí. No es tan fácil cambiar una señal. Es mucho más fácil pintarrajearla.
(Quería haber ilustrado la entrada con la monigota, pero el sistema no me deja. Será cosa de la DGT).

19 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Veo una estupidez de partida en este asunto: han interpretado que el monigote de siempre es varón.

El monigote de siempre es la figura más neutra posible: extremidades, tronco, cabeza. No le veo pene ni bíceps de machote. La señal dice: cuidadín, seres humanos cruzando el paso de cebra.
Es una abstracción válida para todas las personas.

Pero si pedimos que los monigotes destaquen las características físicas de los distintos grupos de población, esto va a ser muy divertido.

Para empezar, muchas mujeres se parecen más al monigote de siempre que a la monigota de falda y coleta. Para seguir, los hombres de muchas zonas del mundo visten túnicas. Los mancos tienen derecho a que un porcentaje de las señales muestren un monigote sin brazo. Esa actitud tan ágil y enhiesta del monigote no representa a los ancianos. Es un monigote lanzado, vigoroso, optimista, triunfador; por qué no un monigote con la cabeza gacha para incluir a los deprimidos, los enfadados, los preocupados. Y por qué tienen que ser siempre negros.

Zigor Aldama dijo...

¡Cuánta razón tienes, Ander! ¡Y cómo me divierto con ese sentido del humor que te caracteriza!

Aprovecho que las risas aún resuenan en mi despacho para decir que echaré de menos a los blogspoteros de 'El bloc de notas'. Y me despido durante un mes de este espacio. La razón no es otra que vuelvo a la zona oscura, o sea, a China. Allí blogspot está censurado, así que tendré que aguantarme sin la acidez de vuestros comentarios y la lucidez de los 'posts' de la dueña de este foro.

¡Hasta la vuelta, compañeros!

Ander Izagirre dijo...

¡Zigor, pelota! ¿Vas a ir botando hasta China?

Buen viaje, genio, disfrútalo a tope y a la vuelta nos haces un resumen de las mejores jugadas.

Nahum dijo...

Pues será "botando", porque me parece que con "v" poco podrá hacer allá por China...

Buen viaje, Zigor.

Por cierto, como le ponía a Lucía en el correo en el que le envié la noticia de ABC: la paridad muchas veces se queda en parida.

Lucía (con el dedo índice de la mano derecha señalando al cielo) dijo...

Pero la paridad nada tiene que ver con esto. Aquí se trata de representar mediante iconos que sean identificables como mujeres. Ander dice, y no es del todo cierto, que el monigote actual es una abstracción válida para todas las personas, pero no es así, porque entendemos que los monigotes de varón usan pantalones, de modo que se dibujan las piernas hasta la ingle. El icono de mujer suele vestir falda, tiene pecho, el pelo más largo o en coleta o unas largas pestañas. Quizá todo esto sea discutible. Está bien, discutamos sobre cómo se representa icónicamente a la mujer, pero no neguemos que deba ser representada ni demos por sentado que obligatoriamente ha de sentirse representada en una iconografía masculina, ni que ésta es genérica.

Ander Izagirre dijo...

Hombre, por fin una discusión con Lucía... :-)

En el caso de las señales de tráfico, me parece que no tiene sentido discutir cómo se representan icónicamente las mujeres o los hombres. Porque las señales de tráfico valen igual para todos.

Si una señal distingue a un colectivo en especial, parece que sólo se refiere a ellos. La señal de Fuenlabrada diría: cuidadín, por este paso de cebra cruzan mujeres. Absurdo.

A veces se distingue, por ejemplo cerca de las escuelas: ojo, niños cruzando. Porque tiene sentido especificar que hay niños pululando por la zona. Pero lo de la mujer en el paso de cebra...

Para cuando las señales afecten a todos, ¿por qué no recurrir a un icono que represente a todos los seres humanos, sin distinguirlos, sean cuales sean sus atributos y apariencias físicas? Es lo más sensato, lo más económico, lo más sencillo. Y para icono universal, no se me ocurre otro monigote mejor que el de siempre. Cuando lo veo en una señal, nunca pienso que por el paso de cebra cruzan sólo varones. No veo en él nada que me haga pensar específicamente en hombres, ni siquiera esos pantalones que dices y que supuestamente representarían al hombre.

Extremidades, tronco, cabeza.

(Que son, más o menos, los requisitos que tiene que cumplir alguien para ser jugador de la Real Sociedad).

Zigor Aldama dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Ander. Cuando una señal es aplicable a todo el género humano debería utilizarse un 'monigote' que no esté ligado a ningún sexo. Y, en mi modesta opinión, el de siempre es bastante adecuado. Hay muchas cosas más importantes en las que pensar cuando se habla de paridad. Al final, con estas acciones, se roza el absurdo.

Muchas gracias por vuestros buenos deseos.

euskalherritarra dijo...

De acuerdo con Ander, y me sorprende leer en ti, Lucía, esa frase de:"El icono de mujer suele vestir falda, tiene pecho, el pelo más largo o en coleta o unas largas pestañas". Es posible que dentro de unos años estas señales no sea coherentes, igual que si hace 50 años se les hubiera ocurrido esta idea y hubieran puesto el monigote mujer con un carro de la compra. Yo también veo al monigote como ser humano y no como hombre.

Lucía (mirando fijamente el semáforo) dijo...

Lamento mucho (de boquilla) defraudar tantas expectativas. En fin. No son pocas las personas que en el genérico masculino sienten representada a toda la humanidad; eso no quita para que un sector, cada vez mayor, de personas entienda que se refiere solamente a varones. Algo similar parece suceder con el dibujito de los semáforos o de las señales que alertan sobre ellos.
Nadie me ha preguntado si yo prefiero el dibujo anterior o este de la coleta. A mí me da lo mismo uno que otro. Voy a saber cabalmente distinguir cuándo he de pararme y cuando seguir andando, y no me apetece nada de nada coartar la decisión de algunas mujeres de anhelar y conseguir sentirse mínimamente representadas en un dibujito de tinta. Eso es de lo más fácil que una sociedad puede conceder. Es el chocolate del loro. Hacer caso de ello es un derroche de fuerzas, y cuánto más útiles serían en otras causas.

Mrs.Doyle dijo...

Y digo yo ¿para cuando los monigotes de todas las razas y colores?

Porque creo que únicamente existen monigotes negros...

el Óscar dijo...

Pónganme a mi también en la lista de “completamente de acuerdo con Ander”.
Las representaciones iconográficas han existido desde la prehistoria y han ido modificándose según cuestiones culturales, estéticas, morales etc. Las versiones se han multiplicado con la aparición del diseño gráfico, siendo algunas más acertadas que otras, (los pictogramas de las olimpiadas de Munich, de Otl Aicher, son de las más recordadas) buscándose una representación esquemática que exprese una relación de semejanza con el objeto o la idea. Y en esas que un grupo de diseñadores sesudos se reunieron para el AIGA (Instituto Americano de Artes Gráficas) e hicieron y establecieron los pictogramas que hoy tenemos como genéricos en la mayoría de lugares.
Estos: http://www.aiga.org/content.cfm?CategoryID=38
Está claro que los pictogramas son arbitrarios, y el dibujo de una manzana no nos da información de si es Golden o de otro tipo. Cuando interesa que sepamos a que tipo de manzana nos referimos, pues entonces el señor Caprabo hace unos anuncios y en vez de poner pictogramas pone fotos que son más específicas. Pero claro, las manzanas no se quejan y las personas (genérico) sí, y en esas estamos. Me parece completamente legítima la queja de aquellas mujeres que no se sientan identificadas con el dibujo (sobre todo si mantienen como argumento que es el típico de lavabo de HOMBRES), pero también es verdad que cuando se hacen cosas como las de querer representar pictográficamente a las mujeres acostumbran a salir voces disidentes de las propias mujeres diciendo que no se sienten identificadas con un muñeco con falda, o con coleta, o con los labios pintados. Con lo cual tenemos el problema de que hay pocas cosas que visualmente difieran en ambos sexos, y claro... poner ambos personajes con los genitales al aire pues entre otras cosas quizá incite equívocamente al nudismo callejero. Y también tendríamos el problema añadido de que posiblemente surgiesen voces críticas desde asociaciones de transexuales que argumentasen que el género de las personas no está en si tienes algo colgando entre las piernas o no.
Con lo cual y como resumen, doy mi voto a un genérico arbitrario para el ser humano (hombre y mujer) que no muestra un pecho turgente (conozco hombres que tienen más que algunas mujeres) ni por donde micciona (y si el problema es el órgano por el que se mea, pues ya cambiaremos los de los lavabos).

...vaya parrafada...pero vamos.. que si la humanidad no se pone de acuerdo ni en cosas así.. no entraremos ya en problemas más gordos.

Zigor Aldama dijo...

Interesante reflexión la del Oscar. Lucía, no creo que se trate de verse reflejadas en un mero monigote de tinta, sino tratar de reflejar la sociedad que nos rodea a través de símbolos que pueden o no cambiar con ella. En cualquier caso, si lo que queremos es representar un ser (humano en este caso) ¿no debería ser siempre el mismo? Porque, los punkys también pueden pedir que el pelo lo lleve como ellos.

En fin, con temas tan importantes como este, a quién le importan la guerra de Irak o el programa nuclear norcoreano...

Ander Izagirre dijo...

No digo que un muñeco varón valga para representar a todas las persona. Sólo digo que ese monigote no tiene nada que lo haga más hombre que mujer, que vale para todos.

¡Anda, Zigor! Ahora que me fijo, creo que el muñeco es King Jong Il antes de cardarse el pelo.

Zigor Aldama dijo...

Tienes razón, Ander. En lo de que el monigote es asexuado, y en lo de que se trata de Kim Jong Il antes de pasar por la peluquería. Pero no se lo digas a Lucía porque dirá que ése es un hombre, y la liamos...

JMR dijo...

Me apunto a los comentarios sólo para hacer bulto, porque el primero de Ander ya lo ha dicho todo.

Javier Zardoya dijo...

¿Porqué no elegimos el que sea más efectivo?

Oz atónito dijo...

No creo que basar en el uso de falda el estereotipo de mujer para hacer monigotes de esos esté bien, porque parecería que una no es tan femenina si lleva pantalones. Las pestañas son un detalle muy pequeño, y la coleta no es patrimonio exclusivo de la mujer. Así que, si prescindimos de monigotes con faldas para identificarlos como mujeres... ¡sólo nos queda poner los muñequitos con un buen par de tetas!
No sé yo si eso también iba a molestar...

Zigor Aldama dijo...

¿Y las que las tienen pequeñas qué? A ver si se van a sentir deprimidas por ese 'buen par de tetas'...

Yo creo que los monigotes no están mal como están.

Lucía (escondida tras el biombo) dijo...

¿Y las que las tienen gustosas, como diría aquel?

 
Free counter and web stats