miércoles, enero 30, 2008

Adiós, tomate



Telecinco ha decidido retirar de su programación el programa 'Aquí hay tomate'.
Así las cosas... ¡Que lleven tanta paz como dejan!

martes, enero 29, 2008

Jugando con la prensa

video

¿Seguirá disfrutando tanto de la prensa cuando sea mayor?

lunes, enero 28, 2008

¿Estereotipos?

Os invito a que veáis con interés esta animación y a que opinéis. Lo que me llama la atención es que según se puede ver al principio ha recibido todo tipo de bendiciones, algunas además habrán sido de carácter económico.
No sé qué pensar de la clasificación de los países más desarrollados. Tampoco sé qué pensar de los estereotipos.

jueves, enero 24, 2008

«En España hay un respeto hacia las lenguas que no existe en Francia»



Jean Haritschelhar/Ex presidente de Euskaltzaindia
«En España hay un respeto hacia las lenguas que no existe en Francia»
Los suyo son las grandes cifras: lleva en la Academia 45 años, fue vicepresidente durante 22, presidente durante 16 y hace 58 que se casó. Jean Haritschelhar es, junto a Xabier Diharce 'Iratzeder', el académico más antiguo, pero no el mayor: el propio Iratzeder le lleva 3 años y Pierres Charritoncerca de 2. Le sigue, a poca distancia, Emile Larre. Los académicos decanos de Euskaltzaindia son todos de nacionalidad francesa.
La memoria de Jean Haritschelhar no solamente se prolonga mucho en el tiempo, está, además, avalada por la perspectiva de quien ha observado el mundo del euskera desde una importante atalaya: la junta directiva de Euskaltzaindia, donde ha permanecido durante 38 años, los que van desde 1966 a 2004. Sus compañeros le rinden hoy homenaje a las 17.30 en la sede de Bilbao.
-¿Cómo ingresó en Euskaltzaindia?
-Fui elegido miembro de número sin ser antes correspondiente. Me visitó Pierres Lafitte y me dijo que ya era euskaltzaina. Le dije que yo no había hecho casi nada por el euskera. 'Pero lo hará', me contestó. Yo a veces no podía asistir a las reuniones porque estaba en Burdeos, en la Universidad, y tenía que hacer la tesis, y volvió otro día y me dijo: 'Usted ahora es vicepresidente'. (+)
La foto la sacó Ignacio Pérez en el jardín de su casa en Anglet.

miércoles, enero 23, 2008

Un robot llamado Anna

La página de Ikea dispone de un servicio, una especie de guía, que nos ayuda a buscar lo que deseamos de una forma muy rápida: Se llama Anna y está situada en la parte superior derecha de la pantalla. Al pinchar ahí, sale una operadora que responde a las preguntas que se le formulen y además sonríe siempre.
Podéis probar su eficacia preguntándole por sofás, cojines, camas, lámparas... La parte central de la página se llena, entonces, con aquello que se le solicita pero... ¿Qué sucede si, por ejemplo, se le pregunta por su vida privada?, ¿o si se le pide que enseñe sus piernas?, ¿o sobre su ropa íntima? Prueba a insultarle o pedirle locuras. Haz lo que quieras, lee con atención sus respuestas y observa sus gestos.
Anna está aquí.

domingo, enero 20, 2008

El loco de la columna


El jueves pasado, José Luís Peñalva presentó en Bilbao la recopilación de sus columnas. Nos juntamos allí sus amigos. Fue una fiesta. Peñalva, además de amigo, es un gran periodista.
En la foto, de izquierda a derecha: Javi Reino, jefe de la sección 'Vivir' de El Correo; Juan Carlos Martínez, director del mismo diario; el propio Peñalva; Alfonso Unceta, sociologo y decano de la Fac. de Periodismo (no extraña que asegure que durante tres años no leyó diarios. Nadie es perfecto, y un sociólogo, mucho menos).

«Cuanto más tiempo lleva en lata, mejor está el bonito»





Entre mujeres
Elena Ruiz de Azua/ Conservera
«Cuanto más tiempo lleva en lata, mejor está el bonito»
Aunque ninguno de los que allí trabajan lo nota, en Arroyabe, la empresa en que trabaja Elena Ruiz de Azua, huele intensamente a pescado: embotan sobre todo bonito, y algo de atún.
-Usted, ¿qué es?, ¿conservera?
-Me suena fatal eso. Soy financiera y me encargo de la exportación.
-¿Adónde exportan?
-A Italia mucho, Estados Unidos, Francia...
-¿Y qué exportan?
-Bonito, atún, anchoa en salazón...
-¿Anchoa?
-Del Cantábrico, pero, como ahora no hay, llevamos dos años sin embotar. Construimos un pabellón en el puerto y allí está, sin estrenar.
-¿Qué porcentaje del negocio era?
-Poquito. Ahora la anchoa viene de Argentina, de Croacia, de Marruecos, de todas partes, pero en el Cantábrico no hay.
-¿El bonito de dónde lo traen?
-El bonito de aquí y el atún de todo el mundo.
-¿Tienen barcos de pesca?
-No, nosotros compramos aquí, en Bermeo.
-¿Cuántas toneladas de bonito compran al año?
-1.200 de bonito y 200 de atún.
-¿De qué tamaño suelen ser?
-El atún de unos 30 kilos y el bonito de 5.
-De esas 1.400 toneladas, ¿cuántas son de delfines?
-Ninguna. Está muy controlado y nuestros productos llevan el certificado de 'Dolphin safe' que lo garantiza.
-¿Su trabajo es estacional?
-La costera del bonito es en verano, de julio a octubre o noviembre. La del atún es diciembre, enero, febrero. Se pesca esos meses, pero nosotros tenemos que trabajar todo el año, así que lo congelamos.
-¿No trabajan solamente durante la costera?
-Diez meses al año.
-¿Cuándo libran?
-Dos semanas en Navidades, Semana Santa, julio y en septiembre, para las fiestas de Bermeo.
-¿Para las fiestas?
-Si no, la gente de aquí se nos echa encima. (+)
La foto es de lo que ellos llaman la zona limpia, y la hice yo.

sábado, enero 19, 2008

La gramática y el diccionario, en línea



La información (que publico hoy en El Correo) es interesante para quienes debemos dotarnos de herramientas. La UPV, o sea, algunas personas de esa institución, han emprendido un proyecto para colgar en la red una gramática del euskera y un diccionario de autoridades de la última década. Yo sé bien que es una contradicción hablar de autoridades y reducirlo a 10 años, pero en ese tiempo el euskera ha continuado con su proceso de actualización y son muchas las ocasiones en que necesitamos saber cómo expresar algo y cómo han resuelto esa necesidad otras personas. La ventaja de este recurso (cuando esté disponible) es que podremos discriminar y elegir las formas propuestas por nuestros escritores o periodistas de referencia.
El proyecto viene avalado, sobre todo, por el Ministerio de Cultura. ¡Hay que joderse! Las instituciones vascas destinan tanto dinero a su juguetito preferido, la tele pública, que cuando llega lo importante solo tienen el envoltorio de un caramelo en el bolsillo.
La foto es de L. Michelena.

miércoles, enero 16, 2008

Por vosotros

Ayer recibí los datos resultantes de una investigación sobre blogs en la que participé el año pasado y una de las estadísticas me ha hecho sentirme muy bien:


El bloc de notas pertenece a ese 37% de blogs que no recibe nunca comentarios ofensivos.





Muchas gracias.


La viñeta es de Quino.

martes, enero 15, 2008

Nos hundimos

Mi primera referencia ha sido la radio, como casi siempre: RNE ha abierto el informativo de noche con alusiones a una importante depresión en la bolsa. El Ibex se ha hundido. En menos de 10 días se ha derrumbado toda la alegría de 2007.
Según nos han explicado, el origen está en la hecatombe inmobiliaria de este pasado verano en Estados Unidos. Ahora que lo pienso, y no debería hacerlo, quizá la comparecencia de Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto, la semana pasada ante la prensa (o sea, ante la sociedad a quien se debe y ante sus accionistas, a quien se debe con más ahínco) tenía que ver con un intento de adelantarse dos o tres días a lo que ya sabían que iba a suceder. Ese mundo de la banca y las finazas tiene un olfato de perro sabueso y, probablemente, mentalidad de hiena para olfatear tanto los negocios como los fracasos.
Luego, he buscado y ya llegaba La Vanguardia con el periódico debajo del brazo ratificando los malos augurios de la radio pública.
A mí me inquieta sobremanera que me digan que el mundo tiende a empeorar. Casi preferiría que se callaran. “No me cuentes esas cosas”, me dijo mi padre ante una información sobre zombis en Haití.
Además, será por ser muy mal pensada, pero en esos mundos del dinero, casi todos los anuncios parecen responder a estrategias ajenas, a planificaciones que auguran lo que nunca sucederá y de esa forma se aseguran de que probablemente no suceda. Después, basta con negarlo todo, o casi todo.




Curiosos, aquí.

domingo, enero 13, 2008

«El teñido es una tarea como de brujas»

Entre mujeres

María Ángeles Barriuso/Tejedora
«El teñido es una tarea como de brujas»

Cada día dedica unas horas a tramar y a urdir, y de esa actividad no salen planes inconfesables, sino piezas de tela: chales, visillos, manteles, toallas... Es María Ángeles Barriuso, tejedora.
-¿Cómo aprendió?
-De una mujer francesa...
-¿Mayor ya?
-No, ella tendría entonces 50 años; unos 10 años mayor que yo. ¿Me gustó tanto! De aquel curso salí con el telar encargado.
-¿Pero sabía ya algo de ello?
-Yo, como dedicada a la arqueología, sabía la teoría pero nunca había tejido.
-¿Cómo es su telar?
-El tradicional apenas si ha variado desde antes de la Edad Media y es el que se llama telar horizontal, de bajo liso. Es el sistema en que se colocan los hilos para que se muevan al pisar los pedales.
-Se pasa el día pedaleando.
-Sí, y me ahorro el gimnasio y el psicólogo. Pero más que las piernas, se trabajan los brazos, el cuello, la espalda...
-Entonces, los pedales suben y bajan los hilos.
-Sí, según el dibujo que se quiera hacer.
-¿No suben siempre los impares y bajan los pares y viceversa?
-No, no. Primero se diseña el punto y después se montan los hilos para que suban el 1 y 2, o el 2 y 3... Después se pueden introducir muchas variaciones. La urdimbre es lo que yo pongo en el telar... (+)
La foto es de L. Á. G.

sábado, enero 12, 2008

Hagamos inventario

Yo no sé cuándo llegó a ocupar un lugar privilegiado en mi mesilla de noche, pero durante un tiempo estuvo ahí, y fue lo último que veía antes de que me amparara el sueño.
Ayer, a media noche, de algo referente a los pulmones, ha muerto Ángel González. Su poema 'Inventario de lugares propicios al amor' es tan mío que se diría que me lo plagió con antelación.
Ahora que se ha ido, os invito a que encontréis en vuestro pasado esos lugares tan propicios al amor o a lo que sea.
Y parafraseando el colofón de uno de sus libros de poemas:
Hoy, un sábado de enero de 2008, ha muerto Ángel González, poeta que empezó niño y acabo hombre, y el día, que empezó viernes, también supo transformarse en sábado, aun sin él.
La foto fue publicada en El País.

viernes, enero 11, 2008

Nunca me dijiste


Banesto ha presentado balance. Hay que ver lo contentos que están de haber obtenido resultados, inferiores a lo previsto, pero mejores de lo que el año prometía. En el informativo de las 21h de RNE de España han logrado comprometer a Ana Patricia Botín, su presidenta, para una entrevista; larga; interesada; casi un publirreportaje. No debe de ser nada fácil convencer a la presidenta de Banesto de que se someta a una entrevista en directo en una radio. Ella tenía el mensaje muy claro: quería que su Banesto apareciera como una empresa que sabe acomodarse a los tiempos que corren, que tiene flexibilidad en la cintura para corregir estrategias y responder a las exigencias de mercados tan exigentes como los del dinero.
Los de la radio querían saber qué iba a pasar con los hipotecarios, que nos afectan a casi todos y que condicionan la economía familiar, más ahora que tienen muy feo horizonte.
La pregunta se la ha formulado, en ese directo, la redactora.
Botín, que no, que a eso no contesta y que si quiere puede seguir desmenuzando los resultados de Banesto. El editor, que vale, pero que les interesaría saber su opinión sobre los hipotecarios.
Y ella (aproximadamente): "Ese tema no estaba entre los que hemos pactado para esta entrevista, de modo que no voy a decir nada más. ¿Tiene alguna otra pregunta?".
Y tienen, claro que tienen. Y se las han hecho. Le han cedido un espacio gratuito para un publirreportaje y ella se ha dirigido a sus accionistas.
Ha dejado en evidencia a los periodistas, que acaso deberían haber negociado mucho mejor las preguntas que harían. Acaso han pensado que ella se retraería y contestaría a preguntas imprevistas. Pero en ese mundo de la economía, en el que la presencia de la mujer no llega ni al 2%, aquellas que sí llegan comparten ADN con los tiburones. ¿Quién manda en RNE?
La de la foto es ella, Ana Patricia Botín (siempre me ha parecido curioso el significado que este apellido puede tener para una familia de banqueros).

miércoles, enero 09, 2008

La jefa y el juez

Elisa Beni es jefa de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y esposa de Javier Gómez Bermúdez, juez en la misma provincia y presidente del tribunal en el juicio del 11-M.
Ella escribió un libro, 'La soledad del juzgador', en el que hablaba sobre todo de ese mismo juicio. Y ahora, según informa El País, la comisión de Comunicación del Consejo General del Poder Judicial ha acordado proponer al presidente del organismo, Francisco José Hernando, la destitución de la jefa de prensa.
No es extraño. Beni se ha propasado: probablemente ni como jefa de prensa, ni como esposa debería haber firmado ese libro. Porque además, ella, como excelente confidente del juez, ha podido acceder a datos que habrían estado vetados a cualquier otro periodista.
En una entrevista de los lectores publicada en la edición digital del mismo diario, un tal Javi le plantea el oportunismo de la publicación: "Soy periodista, contadora de historias, hace casi un cuarto de siglo y he contado una, muy importante, y desde una perspectiva especial que la vida me ha traído pero con la misma honestidad que he contado otras", responde ella.
Quizá fue consciente de las consecuencias; quizá no le importaron; quizá quiso vender ese libro y divulgar su verdad.

martes, enero 08, 2008

Y nos fuimos




Y así, lo que veía al despertar se transformó en un sueño.

Ah

Hoy, en el informativo de las tres de la tarde de Antena 3, le han dedicado casi dos minutos a una patochada en la que Bill Gates era el prota: un vídeo presuntamente de humor a cuenta de su jubilación al frente de Microsoft.

-¿Cómo es posible que le den más de 90 segundos de un informativo en España?

-Pues porque es Bill Gates -ha contestado Pedro-.


domingo, enero 06, 2008

Una frustración

La aventura comenzó un día festivo en La Coruña. Me paré en el escaparate de una tienda en una de esas callejas que llevan a la plaza de María Pita. Es una tienda de grabados, reproducciones de cuadros y grandes fotografías. De todo tipo, pero las que más llaman la atención son esas en las que las olas baten titánicas contra los faros. Una de ellas, ésta...

...tenía para mí un atractivo especial. Me la habría llevado, pero era festivo.
El año pasado, en abril, volví a La Coruña; y pude saldar la deuda. Desde entonces, esa panorámica del faro de Les Poulains es lo primero que veo en cuanto abro los ojos por la mañana.
Después del verano, comenzó a sonarme esa pequeña aldaba que tienen los recuerdos, pero no lo identificaba. Por fin, hace unos tres meses, me paré a escuchar los golpes. El recuerdo era de una película, 'Tierras de penunbra'. Hopkins, un viejo profesor de literatura en Oxford, vive con su hermano y repite casi constantemente una única conferencia; ella, Debra Winger, escritora norteamericana, se acerca a conocerlo. Él, con el fin de no sufrir, ha decidido renunciar a todo tipo de emociones, incluso a las agradables. Es un corazón de corcho que flota en todas las aguas.
Se enamoran. Él vive en su casa de siempre, en la misma en que transcurrió su infancia. En una pared de su dormitorio cuelga un cuadro en el que se ve un valle otoñal, color mostaza. La fotografía ha sido tomada desde una loma. Cuando ella ya ha franqueado, no solamente la puerta de ese cuarto, sino la del alma de viejo profesor, le pregunta detalles sobre el valle. Él nunca ha tenido curiosidad por visitarlo, a pesar de que está a muy pocos kilómetros de su casa.
Google Maps sitúa Les Poulains en Montelier, Francia. Imposible.
Había que buscar una costa con acantilados de encaje y olas feroces, de rocas oscuras, de mar rabioso; y había que cruzar los dedos para que no fuera muy lejos.
Continuará.

miércoles, enero 02, 2008

«En aquel pueblo daban de comer yerba a los coches»




Ramiro Pinilla/Escritor
«En aquel pueblo daban de comer yerba a los coches»


Pinilla presentó en Bilbao su última obra, ‘Antonio B. el Ruso, ciudadano de tercera’, que ya va por su tercera edición y es una revisión de la biografía del protagonista

La vida de Antonio Bayo, ‘el Ruso’, es una lucha contra el hambre, un hambre atroz, que sale de las tripas, que ocupa la cabeza y el pensamiento, que es una obsesión, que da sueño. Pero, sobre todo, que le lleva a robar, robar para comer, para aplacar esa exigencia. La primera vez que robó aún no había cumplido 7 años. Se llevó una berza del huerto de un vecino. En 1973, Ramiro Pinilla se entrevista con él durante un mes para después escribir su historia -la de una vida salvaje y miserable, la de un ser humano que anhela la cárcel para poder comer todos los días 19 lentejas flotando en agua sucia-. Y se edita entonces ‘Antonio B. el rojo’, que hoy ya sabemos que es ‘Antonio B. el Ruso, ciudadano de tercera’, de la editorial Tusquets.

El libro va por la tercera edición. Es más, y aunque a Ramiro Pinilla acaso le duela en lo más hondo, la primera edición, aquella que salió a la calle poco después de la muerte de Franco, fue su libro más vendido. Él lo atribuye al tono que eligió para narrar: “Quise usar un lenguaje simple, en el que el autor desapareciera, que lo entendiera todo el mundo”.
-¿Cómo llegó Antonio Bayo a su vida?
-A través de una llamada de teléfono de Ángel Ortiz Alfau.
-¿El que dirigió el periódico Bilbao?
-Sí, el fundador. Me dijo: ‘Mira aquí hay un tipo que dice que su vida es más aventurera que la de Papillón y quiere que alguien se la escriba’. Yo no sé por qué acepté. Nunca había hecho esas cosas. Igual tenía la mañana libre. Me fui a Bilbao, le conocí en el Arenal, estuvimos sentados en un banco media hora y vi que verdaderamente allí había un mundo secreto que... ¡Dios mío! Yo lo concebí como denuncia social.
-¿Cuándo fue?
-Sería el 73. Entonces, quedábamos en mi casa citados. Él comía aquí, yo le grababa todo y tomaba notas.
-Después de tanta hambre, ¿cómo era físicamente?
-Estatura media, 1,70, muy cuadrado, y muy rígido. Siempre decía que las bisagras no le funcionaban, que no valía para trabajar.
-Por fin, ¿estaba gordo?
-Sí, un poco obeso.
-¿Era guapo?
-En su tierra tuvo que ser un adonis, porque en el relato se trasluce que gustaba a las mujeres. Era rubio, agraciado y simpático. Tenía un gracejo, aunque era muy simple y no tenía vocabulario. Pero no era un charlatán.
-¿Cómo contaba su vida?, ¿era desordenado?
-Contaba la esencia, no interpretaba, no hacía juicios, contaba y contaba, de un modo simple, como he intentado yo ponerlo. Esa fue una de mis preocupaciones: utilizar un lenguaje simple, en el que el autor desapareciera. Él tenía una gran memoria y una característica que me hizo creerle: carecía de imaginación. No concebía que en un libro se mintiera. Naturalmente, no conocía la literatura. Había leído un único libro en toda su vida, ‘Genoveva de Brabante’.
-¿Llegó a leer su biografía?
-Cuando lo acabé, antes de publicarlo. Se la llevó a casa y vino diciendo que no se podía publicar, que él no era ese. No se vio. Entonces me hice yo la pregunta: ¿Qué escribimos los que escribimos? Un individuo que sí, de acuerdo, no ha leído ningún libro, pero yo me preguntaba si es necesario conocer las claves de la literatura y el lenguaje para entenderla. Como pregunta es muy peliaguda y eso que el lenguaje que yo uso es simple y directo. Era el más apropiado para que a él le interesara y no lo entendía.
-Pero cedió.
-¡Tenía tantas ganas de verlo publicado! Actuaba de autor, y en las presentaciones firmaba los libros. Un día me dice: “Ramiro, tengo más historias para contarle”. Intenté explicarle que ya era bastante. Me dijo que, por vergüenza, había dejado de contarme algunas cosas, las mejores.
-¿A qué se refería?
-A que se tiraba a las gallinas, por ejemplo. Y él no mentía nunca. Entonces, fue divertido porque yo le había cedido a él el 50% de los beneficios de la venta, y entonces me dijo que sí, y que en el próximo libro él cobraría el 75%. Se vio encumbrado.
-¿Usted cómo reaccionó?
-Intenté explicarle que el autor era yo, pero él aseguraba que allí estaba la verdad de su vida. Porque me contó muchísimo y cantidad de episodios que no usé.
-Es repetitivo que baje del monte al pueblo y robe, y otra vez y otra vez.
-En esta edición hemos quitado algunos episodios, pero yo siempre he defendido la insistencia en la repetición porque tiene un sentido y un mensaje.
-¿Cuál?
-Que él los repetía, que no tenía otra salida.
-Puede haber un recurso literario para solventarlo.
-¿Cuál? ¿Decir que en diez años lo hizo 200 veces? Eso no tiene fuerza. Tiene fuerza la narración porque aunque los episodios son parecidos, nunca son iguales.
-¿Cuánto hay de creación?
-Yo quise interpretar su personalidad y su situación sin que se notase. Tuve que ayudarle a decir cosas, porque él no reproducía los diálogos; los he creado yo sin apartarme del proceso, de modo que perfectamente los podía haber dicho él.
-¿Visitó usted La Baña, el pueblo de Antonio?
-Sí, después de la publicación. Y le vi a don Matías, el cura. Me lo señaló Antonio. Era una sombra a unos 100 metros, posiblemente avergonzado de saber del libro.
-¿Cómo era aquella tierra?
-Muy pobre, tanto que allá por 1940, recibió la visita de un gobernador y los vecinos corrían asustados delante de los jeeps. Nunca habían visto un coche. Una vecina les llevó yerba, y la puso delante del morro de los coches, para que comieran.
-¿Quién fue la peor persona con que topó Antonio en su vida?
-Los funcionarios, los guardias civiles, porque les hacía trabajar. Puede que se salvará alguno.
-¿Tras la publicación tuvieron problemas con la justicia?
-No. Yo, consciente de que él era el más indefenso, tomé algunas precauciones: cambié su apodo, el nombre del pueblo, algunos detalles. ¡Con lo que se dice ahí y no hubo problemas!
-¿Y encuentra alguna buena persona?
-Sí, la tía Petra le ayudaba y le insistía en que dejara el pueblo; después, un matrimonio que quiso adoptarlo; los gallegos que le cuidan tras una herida de bala... No muchos más. La madre era una mujer sin recursos, se entregaba al cura, quiso vender al hijo por 27 pesetas.
-¿El Ruso lo lamentaba?
-Nunca lo declaró, pero yo creo que es la clave de los grandes dolores de Antonio.

La entrevista se publicó en el suplemento Territorios el 15 de diciembre. La foto es de la cena que celebramos después de la presentación: a mi derecha, él; a mi izquierda, Juan Cerezo, editor; el resto, familiares y amigas.
 
Free counter and web stats